domingo, 12 de octubre de 2014

Dice mi conciencia....


Dice mi conciencia que su corazón es tan grande como el mío.
Ojalá, ojalá.

Despierta la semilla en su tumba de papel.
Versos raídos, veloces y algo flacos.

Si me tocara amanecer no sería
mi semblante ajeno a tu mirada.

El tiempo venció mi esperanza hueca,
mis vestigios anodinos y cansados.

Contadme como es la vida sin mí.
Mostradme lo que debería sentir.

La libertad no conoce el destino de sus súplicas.
El grito que se refugia en el olvido.

Atarme a tu corazón es mi destino.
Lo distinto a la muerte es tu sonrisa cómplice.

Retazos de ojos rojizos, duros, cansados.
Bocas ruines que provocan llantos.

Andar en pos de la hendidura abierta,
de la desgana prometida.

En su balcón arrecian demonios ajenos.
Seres desnudos y baldíos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario