lunes, 24 de noviembre de 2014

Intuir tu perdón...

Intuir tu perdón en mi refugio.
Abrirgarme para la noche más larga.

Lo hechos nos amarán, nos contarán sus secretos.
Pregona su buenaventura.

Justicia y venganza, dos raíces,  dos pecados, dos sinónimos imperfectos.

Tiernos los ojos cuando el rubor asoma.
Invisibles los cuerpos al afecto.

Un camino torcido, sin renglones ni vacíos.
La respuesta estará en la alegría.

Existo cuando tus alas
me acarician.
La tranquilidad sonríe y me saluda.

No prometas la lluvia,
no presumas de instantes únicos.
Disimula cuando el atardecer te roce.

Estaremos lejos,
pero con un encanto cercano
como el dibujo de una ilusión. 

No veo rostros conocidos,
veo perfiles untados de ambigüedad,
sirenas y unicornios pintados.

2 comentarios:

  1. Como los hechos aman, no hay palabra que los supere, y así se disimula bien cuando la niebla nos roza...
    Un placer leerte Julio, todos tus poemas llevan tu sello.
    Gracias por estar

    ResponderEliminar