lunes, 24 de noviembre de 2014

Miénteme...

Miénteme; dime que siempre me has ignorado.

Dónde quedaron el sol y la risa, el descaro y los guiños?

Tengo los brazos hechos a tu cuerpo.   

Ojalá no existieran ojalàs. 

Cansancio? Todo es menor en tu boca, en tus manos.
                                          
Los regazos, las cabezas; sus futuros.

He aprendido a sobrevivir entre cuatro palabras.  
                                       
Estoy buscando una salida.... para ir a buscarte.   

Nada de nada.
Todo ocurrió ayer.

8 comentarios: