lunes, 1 de diciembre de 2014

Comprendí.....

Comprendí que debía
ser bello,
esbelto y astuto
como una guitarra
soñadora.

Comprendí que todo
había estado a
mi lado,
como un día gris,
como una noche baldía.

...y comprendí lo trágico
de una vida sin sueños,
de un despertar sin
sobresaltos,
de una esperanza
desconocida,
de un poema sin final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario