lunes, 29 de diciembre de 2014

El mar utilizó nuestros besos.

El mar utilizó nuestros besos. 
Nacimos para amarnos.
Es lo único que aprendí
cuando no conocía el cielo.

No viviremos del ayer.
Nada se vivirá como el hoy,
nada nos enrojecerá como
este minuto.

Cristales rotos, espejos infieles.
Todo cuarteado menos
nuestra canción, menos nuestra
piel.

Sin pan...fe multiplicada.
Barrios sin silencios,
aceras sin pies.
Tu y yo, alma con alma.

Mundos enamorados de
nuestros abrazos.
Conoceremos futuros héroes
de piedra y meditación.

El astuto futuro no nos cambiará.
Amaremos así, ajenos,
lejanos, envueltos en
risas y poesías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario