domingo, 11 de enero de 2015

Existen días....

Existen días llegados de
la nada,
noches contrarias a la
razón.

Mi condena es el silencio,
mi canción; una triste figura.

Los detalles son solo amores
agotados,
resortes de un ave moribunda.

Retomaré el camino de las
zarzas,
el camino de las piedras
calcáreas.

Viejos instintos que se debaten
entre la fortuna y el hastío.
Errantes versos de una
pluma sin alas.

Lo personal no cabrá en las
palabras,
lo único me rescatará al
atardecer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario