martes, 27 de enero de 2015

Vivo enajenado....

Vivo enajenado y sin brújula. Derramo sobre tu pecho mi conciencia de hoja otoñal. 

Creo en la locura de los besos pintados,en el silencio de un amasijo de miradas.

Es tan fácil como no demoler las sonrisas, tan verdadero como amar sin tapujos.

Rayos de emoción que retuercen los pies.
Quiero inundarte con versos nacidos de una mano ardiente.

Alijo de dulces recuerdos.
Besos enardecidos por la pasión.

Dignidad que resuena en el olvido.
Tez de barro para papeles sin letra.

No me olvidé de tu rostro, no seduje otras almas, no amanecí envuelto en otras sombras.

Verdades troceadas que ahora son viejos recuerdos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario