martes, 24 de marzo de 2015

Calles somnolientas.

Calles somnolientas, ríos enrocados en sus misterios, mares sin esquinas.

Imaginamos noches iluminadas, días sin sol ni humedad.

Alimento de unas entrañas dormidas, de unos ojos sin color.

Nunca pensamos más allá de un breve minuto, más allá de un triste destello.

Solo el cielo conocerá el último horizonte. Solo la piedad valdrá la pena.

Perdimos las llaves del único hogar de la sonrisa, del vestíbulo de la profecía.

Destrucción y pereza desfilarán en una ciudad sin brisa, sin nostalgia.

Inclinamos nuestras siluetas para observarnos desde lo remoto.

JulioElpuente

2 comentarios:

  1. Hola Julio, me gustan las imágenes que utilizas: "Mares sin esquinas", "entrañas dormidas", "hogar de la sonrisa".
    "Destrucción y pereza desfilarán en una ciudad sin brisa, sin nostalgia."
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Alejandra. Un placer tus comentarios. Un saludo.

      Eliminar