sábado, 31 de diciembre de 2016

Soy un ave...

Cada día, una singladura,
cada noche, un despertar.

La razón se alimenta de dudas
y cada duda es una nueva razón.

Líneas escritas para nadie,
llenas de recuerdos vacíos.

Rasguños nacidos del fragor.
Mi carne es tu refugio.

No tengo miedo, pero sufro.
Levanto la cabeza ante el tumulto.

Esdrújula lágrima, estómago balsámico,
séptimo pétalo, número mitológico.

¿Por qué la urgencia?
¿Por qué la distancia?

El cielo no es de nadie,
ni del lamento ni de la canción.

Soy un ave que no ha pisado el suelo,
que no se ha zambullido en ningún mar.

JulioElpuente

viernes, 30 de diciembre de 2016

Y otra vez el invierno.

Una primavera mecida por
el sabor y la brisa.
Sus pétalos embalsaman
la razón, derraman sangres
y amores

El verano llega de la nada
para aborcanos a la noche final,
a la humedad sin límites,
al despertar longevo,
a la patria única.

Otoño de colores y sabores,
de guiños y sorpresas,
de dulces adversarios y
miel derramada.
Pieles que fueron duda y
ahora son fuego.

Y otra vez el invierno,
pero ahora uno nuevo,
uno de mejillas intuitivas,
de canciones majestuosas,
de secuencias míticas,
de posibles quizás.

JulioElpuente

jueves, 22 de diciembre de 2016

Escribo para...

Escribo para compartir,
para enajenar,
para acompañar,
para desarmar,
para destapar,
para atrapar,
para desnudar,
para erizar,
para deshacer,
para desbordar,
para inundar,
para adormecer,
para engendrar,
para tocar,
para llenar,
para conmover,
para descifrar,
para estremecer,
para asombrar,
para desencadenar,
para enloquecer,
para desvelar,
para encender,
para cautivar,
para abrigar,
...para ti...

JulioElpuente

Desciendo al primer cielo.

Desciendo al primer cielo.
Tímido revulsivo el de unos
besos desnudos como sonrisas,
el de unos recuerdos
desarmados, sinceros.

Me acerco a tu amanecer
de puntillas,
observando tu silueta adormecida,
odiando a tus párpados
represores.

Sé más de ti por tus labios
que por tu piel.
Engendro nubes blasfemas
recordando tus
hechuras impertinentes.

Los pedazos que sobraron
de mi letargo crearán
azucenas para tus senos
impúdicos.
Mis brazos, colgando
negligentes, distantes,
esperarán tu olor y tu calor.

JulioElpuente

sábado, 17 de diciembre de 2016

La lluvia morirá a tus pies.

Desayunaré entre tus venas,
guardaré tu tacto en una urna invencible,
ningunearé a los bravos y
a los austeros.

Te absolverá el tribunal de mi pupilas.
Tus labios, locura de la ciudad,
balcón donde vivir y mirar,
serán la noche cálida y
la amistad serena.

Más allá de las olas y
los recuerdos, los manjares
que nacieron de tus pechos
endulzarán historias de
mazapanes y blancura.

La lluvia morirá a tus pies;
desnuda, buscará tu perdón,
te prometerá amor y pasión,
leyenda y desenfreno.

Lo intangible se convertirá
en sangre y huesos a tu paso.
La erupción final nacerá de
tus ojos misteriosos.

JulioElpuente

jueves, 8 de diciembre de 2016

Matad al mensajero.

De acuerdo,
matad al mensajero,
pero recordad que su
ejército de palabras ya no
encontrará el camino,
que su fidelidad seguirá
intacta,
que tan solo era extranjero
en vuestras sombrías
mentes,
que seguirá vivo en las
almas de los que le
amaron,
que dormirá ajeno a vuestra
cobardía.
De acuerdo, matadlo,
pero, ¿os irá mejor?,
¿dormiréis en mejores
aposentos?, en vez de tormentas,
¿solo os barreran brisas
ténues?,
¿bailaréis otras melodías?

La muerte no es el
camino.

JulioElpuente

Mi poesía.

Mi poesía inunda con
una sola gota,
descuartiza con una
leve sonrisa,
ciega con una
amable brisa,
repta por la espalda
húmeda,
resbala por el rosado
pómulo,
renueva el vestuario
de la piel,
despierta colores en
la nuca,
hace de la noche un
mundo mejor,
colecciona rictus y
risas,
declama y delata,
recibe y despide.

Mi poesía soy yo,
sobre todo, yo.

JulioElpuente

Una lengua histriónica.

Ando desnudo y desolado,
como si todas las lágrimas
hubieran salido de su
escondite,
como si todo el carmín se
hubiera evaporado.

Mis pies retroceden a
cada paso que doy sobre
esa superficie,
correosa hoy,
brillante y resbaladiza
mañana.

Grito al viento frío y oscuro
palabras gruesas y
desconocidas,
de una lengua histriónica y
falaz.

Agarro esa suerte de glaciar
humeante,
ese pellejo de vidas
adormecidas,
esa colección de torpezas.

JulioElpuente

lunes, 5 de diciembre de 2016

La belleza perdida

El malentendido es, en sí,
una esperanza demoledora.
Todo es sopor, dolor, sinsabor.
La rutina marca, con sus
crueles artes, el camino de la
rendición, porque a su lado,
lo perfecto es retórico y
lo sutil, diáfano, claro.
La belleza perdida es un destino
sin retorno, una cavidad
oscura y eléctrica, y su mantra
anuncia lo decrépito del ayer.
Todo lo que desconozco
continuará en ese ataúd de
huesos y ruinas,
todo lo que alguna vez maldije
volverá para destrozar mis sueños.
No sé si llamarle agonía,
no sé si llamarle vida,
pero sí sé como escapar de
su hechizo: sonreiré e inventaré
palabras, olvidaré las rabias y
los llantos, trasnocharé por el
día y caminaré por la noche.

JulioElpuente

domingo, 4 de diciembre de 2016

Avalancha

Avalancha de labios
desmemoriados.
Masticando aliento,
como perverso maná.

Inhalando el perfume de
la vida, ese que obstruye,
tapona, golpea las sienes.

Párpados de textura
ambigua.
Luz que elige la prisión
de tus ojos.

Tímpanos que rechazan
el silencio.
Ni tan siquiera los héroes
sobrevivirán.

El secreto está en mis
dedos.
Cuando atrapan,
versionan el cielo,
dibujan el paraiso.

JulioElpuente

martes, 22 de noviembre de 2016

El huésped de tus labios.

Pongámosle un nombre
a esta patria, por ejemplo: quizás.
Hagamos de nuestro
otoño un junio titánico.

Tu voz era un regalo
precioso, incluso antes
de envolverlo con tu risa,
de cocinarlo con tu fuego.

Puedo ser el asesino de tu lágrima,
el depredador de tus escalofríos,
el huésped de tus labios.

Recitaremos desnudos un verso,
una profecia, una letanía dulce,
una canción increíble, un discurso
de lenguas devoradoras.

Te obsequiaré con un ramillete
de locuras, exhibiré para ti
algunos escorzos magistrales,
te obsevaré desde una nube
de miradas somnolientas.

JulioElpuente

domingo, 20 de noviembre de 2016

No seas como yo

Esta humedad que anuncia
una lluvia cetrina,
con sordina,
de abrigo,
de escalofríos.

Un mecenas de lo ágonico
nos regalará una melodía
devoradora de pieles,
fagocitadora de cuerpos
anudados.

¡Qué fácil será hornear
nuestras almas!
¡Cuánta venganza
disfrazada de honestidad!

No seas como yo,
que yo no seré como yo,
ni como tú,
ni como aquel,
ni como ese mañana
pulcro, anestesiado.

JulioElpuente

viernes, 18 de noviembre de 2016

Locos sin rumbo

Se me secaron los ojos,
me brillaban las manos,
nada me valía ya.
Ninguna flor conservaba
su aroma.

Envejezco tras las cortinas,
nadie me conocerá jamás.
No temo a nadie,
nadie temerá a mi otra
lucidez.

Turista en un mundo
inabarcable.
Desterrado en un país
de ciegos,
de locos sin rumbo.

Tomo prestadas las palabras
que no aprendí,
hago míos aleluyas lejanos.
Asceta en un vida sedienta,
amante distante,
dios de mis propias vísceras.

JulioElpuente

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Magos chalados.

No será necesario pedir
permiso para soñar.
Las ojeras, risueñas, desperazadas,
saludarán al Dios de
la luz.

Encumbraremos alegres
canciones, repletas de
caricias, de emociones.
Repartiremos gestos amables,
deliciosas miradas.

Magos chalados, mitad
corazón, mitad fuego,
se dedicarán a crear
esferas chispeantes,
acuarios sin rejas.

Tan sólo quedarán las ganas
de trotar sin miedo,
de desfilar al son de la locura,
de vestirse con una mezcla
de savia y verdor.

JulioElpuente

sábado, 12 de noviembre de 2016

Desangrado.

Sin noticias de mi corazón.
Quizás se encuentre
bordeando algún
horizonte,
o, quiźas, amarrado en
algún puerto, en uno de esos
de amores fugaces.
Sus restos, su rastro, es
de un rojo etéreo,
vanidoso, rutilante.
Desangrado, te buscará,
recorrerá todos los
cielos, todas las tierras.
Dormirá al raso para salirte
al paso.
Beberá el agua de tus nubes,
comerá de tus manos
silenciosas.
Espero sus noticias,
aunque, confío
en él...y en ti.

martes, 8 de noviembre de 2016

Palabras nacidas de la tierra.

Palabras nacidas de la
tierra,
tiernas por el fango,
adornadas por la luz,
inquietas por la brisa.

Desde lo más profundo
renace el verso dormido.
Desde la carne veteada
surgen los ríos y las olas.

Detén mi brazo oblícuo,
destapa mis sesos de
poeta tardío.

Sazona el frágil vientre
que llora y masculla para
no morir,
para no envejecer.

Silba mi nombre para
que el viento no me
olvide,
para que nada desaparezca.

JulioElpuente

sábado, 5 de noviembre de 2016

Amarga dulzura.

Amarga dulzura la de una
sonrisa híbrida,
la de un gesto perdido.

Oscura blancura la del
ayer olvidado,
la de la respuesta atroz.

Alegre tristeza la del
sabor sin nombre,
la de la risa oculta.

Estupida inteligencia la del
ardor de la noche,
la del efímero deseo.

Deslumbrante ceguera la de
unos ojos apagados
por amor,
la de una palabra no escrita.

Abrigada desnudez la de un
rostro sin fisuras,
la de unas manos tendidas.

sábado, 29 de octubre de 2016

La locura y la razón.

Necesitamos del abismo
para envolvernos.
Ansiámos el comienzo
y el fin,
la locura y la razón.

Somos objetos de pasión,
dialectos sin ambages,
mentiras sin sombras.

El rostro hirsuto decidimos
quemar, y beldad más
perfecta que esa llama no
existirá.

Defectos que no nos
amilanan.
Huesos hechos de penas,
pero dichosos, verdaderos.

Atados a una yunta de
flores y miel.
Tiemblan las manos,
se dibujan los colores del
alba en rostros recordados.

jueves, 20 de octubre de 2016

Sonrisas.

Muerdo la comisura del
destino.
Despierto rodeado de
manjares dulces,
equívocos.

Bailo con los fantasmas del
nuevo día;
esos que susurran blancas
melodías.

Tú hablas de sonrisas,
las vistes de porvenir,
de excelsa calidez, pero,
¿acaso no es la tuya su
paradigma?

Caminos encendidos,
viajes que solamente puedo
imaginar.
Allí donde el final es
únicamente un quizás.

¡Dios mío, qué hechuras
de blanco clavel!
Un festín de acentos
te acompaña.

JulioElpuente

lunes, 17 de octubre de 2016

Subir a tu cielo.

Subir a tu cielo,
esconderme tras tu 
sombra inspiradora.

Ningún ayer será más
bello que tu presente;
nada acariciará como
tu temblor.

Todo lo que fue soñado de
espaldas a la pared.
Todo lo que ardió entre
las piernas.

Caminaré descalzo sobre
tus pupilas,
viviré bajo tus pies de
princesa oriental.

Ven, decide tú mi mirada,
destróname de esta 
apariencia marchita.

En el séptimo verso...
en aquel cielo redundante.

miércoles, 12 de octubre de 2016

Las sonrisas de ojos brillantes.

Tras la puerta del dolor
se adivina el frío ayer.
A través de las rendijas
de la inquietud se huele
la desnudez del alma.

Sobre el hombro descarnado
duerme el inútil pasado.
Ojeroso despierta el espíritu
olvidado, relegado.

Desde la desidia, la vida
reinventa los colores y las
penas.
Las ubres amargas alimentan
los estómagos fosilizados,
lechosos, inusitados.

Quizá los acordes fulgurantes,
las palabras desmedidas,
las sonrisas de ojos brillantes,
podrán deshacer lo que no es
brisa ni dulzura. 

JulioElpuente

sábado, 1 de octubre de 2016

Está escrito.

Cabal hasta lo imposible.
Invisible hasta lo inimitable.
Sensible hasta lo inimaginable.

La tristeza es el adorno
de las penas,
pero mi alma pernocta
donde el corazón duerme.

El tiempo es mi ruin
enemigo;
se escapa a racimos entre
mis cejas arqueadas.

Esa antigua memoria,
esa de rayas y aguaceros,
esa que me muestra todas
las sonrisas,
esa que se olvida de
casi todo cuando está
sin mí.

Está escrito, pero
sin nombres ni apellidos,
sin sombras ni fobias.
Todo a su alrededor es
brillo mortecino. 

JulioElpuente

lunes, 19 de septiembre de 2016

Cenaré versos y rosas.

Me alimento de cruel
rutina.
No sufro porque no
invento sueños.
Mis manos alardean
de su inverosímil negrura.

Sé que mi destino es
tan ruin como inexistente.
Aún así, a solas con
mi pecho, añoro lo
no vivido,
increpo a lo que en mí
hay de inmortal.

Cenaré versos y rosas.
Rodearé, con brazos
de un cuerpo antiguo,
a quien desgrana los
verbos y las prosas.

Los nombres se borraron.

Es su noche mi
destierro,
su cumbre mi
anhelo,
su lecho mi
muerte.

Guardo colores que no
conozco,
idiomas que no
entiendo,
canciones que no
escucho.

Los nombres se
borraron,
o los borraron,
no sé.
Los días se perdieron
tras insomnios inútiles.
Los velos cubrieron
rostros sin vida.

El universo envejece
a sus pies.
No conozco el nombre
de todas las rosas,
pero sí el todos
los besos.

JulioElpuente

Algún día volaré.

¿Por qué me duele la
voz si no rezo ni camino?,
¿por qué olvidé los desnudos?,
¿por qué amanecí sin miedo?

Mi país helado se
disfraza de noche y
de vida.
Mi blanca ciudad se
desmigaja como arena
huidiza.

No aprendí nada.
No escribí nada.
No leí ni amé,
no descansé ni dormí,
no velé ni lloré.

Pero algún día volaré
sobre las cornisas
resplandecientes,
sobre los nichos
rosados,
sobre las sillas
vacías.

JulioElpuente

domingo, 4 de septiembre de 2016

Nunca morirá su luz.

Adoro tus manos de
faraónicos hilos.
Sus fibras únicas; de
lustroso oro, de sin par
dulzura.
Esas manos que te
abrigan del sol cegador.

Respiro el olor de tu piel
de romero agreste,
de cítrico azahar.
Nunca morirá su luz.

Tus ojos no conocen
el hielo.
No amaron ayer ni mañana;
aman hoy.
Desintegran el odioso
amanecer.

Tus pechos deambulan por
el laberinto de mis besos.
En cada recodo se
estremecen,
en cada encrucijada se
pierden.

sábado, 2 de julio de 2016

A tu lado.

Reflejos de luna en tus
ojos de sol.
Campos de espigas doradas,
verdes de aceitunas y
blancos de algodón.
¿Pueden tus manos de niña
contener tanta belleza?
¿Puede el firmamento pagarte
su deuda?
La riqueza no está al otro
lado de la pared;
está donde tu sonríes,
donde tu sueñas.
¡Qué todo el dolor sea el
de dos cuerpos indómitos,
el de dos bocas furiosas!
¡Qué hable la mariposa!
¡Qué descienda la brisa!
¡Qué el ocaso sea una nueva vida!
¡Qué todas las espadas sean
nuevas canciones!
Y todo eso lo sabré,
lo sentiré, lo viviré
cuando cierre los ojos
a tu lado.

JulioElpuente

jueves, 30 de junio de 2016

Fe en ti.

Fe en ti, 
fe en tu amor,
fe en tu fe desmedida. 
Tan seguro de tu silencio 
como de tu bravura, 
tan enamorado de tus
mimos como de tu
altanería. 
Sabré vivir donde
tu habites, 
te quiero y te querré
aunque me falte el sentido.
Veinticinco años son pocos, 
dos vidas son pocas,
dos corazones son el
principio de todo,
dos pieles son la verdad
infinita. 
Las lágrimas nunca debieron 
visitarte.
Debieron ser las risas,
esas risas a dúo, 
esas risas sin fin,
las únicas que poblaran 
tus mejillas.

Felicidades, Ana. 
Felicidades, mi amor.

miércoles, 29 de junio de 2016

Imagino.

Imagino horizontes barridos
por el viento.
Imagino miradas donde
sólo quedan recuerdos.
Imagino el día y la noche
afligidos sin tu calor.
Imagino un aire envenenado
por lo que nunca sucedió.
Imagino corazones frágiles,
pero dichosos.
Imagino sueños de cartón
piedra, sin risa, sin piel.
Imagino juegos sin magia
y magia sin pasión.
Imagino gritos de bocas
hercúleas, llenas de aliento.
Imagino puentes donde
sólo existían el aire
y el tiempo.
Imagino la arquitectura
de un felino perfecto.

Imagino que imagino,
pero no sé sembrar,
sólo decir cosas
y, a veces,.....callar.

sábado, 21 de mayo de 2016

La certeza desnuda.

Directamente;
desde el blanquecino rescoldo,
desde la cambiante nube,
desde la vespertina crisálida,
desde el escondido laberinto,
desde la cruel noche,
desde el polvoriento salón,
desde la insulsa decepción,
desde el simbólico orgullo,
desde la desmedida traición.

Nada será lo mismo después
de la resurrección,
Nadie temblará sin duda,
nadie amará sin fin,
nadie escogerá sin
besos.
Tan sólo los demás seguirán
ahí,
tan sólo la certeza reinará, 
desnuda.

viernes, 20 de mayo de 2016

Desnúdame.....

Nada está en mis manos,
nada en mi regazo.
Lo mundano no sirve
sino para olvidar,
para rezar sin fe,
para amar sin fuego.
No transformo las cosas,
solo las desordeno a mi
alrededor.
Si el tiempo no me ha
conocido,
si la verdad no sabe de
rostros,
si los amantes no sienten
sus cuerpos...
¿de qué sirve lo que no
escribo ni lo que callo?
Mírame y friega tus
ojos,
desnúdame y siente
mi herida.

JulioElpuente