martes, 30 de diciembre de 2014

Me traspasaron...

Me traspasaron con poetas
de allende los mares.
Fueron tiempos de canciones
de tierras cautivas y manos salvadoras.

El tiempo se escurrió entre
dedos olvidadizos, calles
estrechas y delirios de alcohol.

La soledad era el ejemplo y el premio.
El viento y la ceguera exacta
fueron cosidos a mi piel.

La pequeña colina me pertenecía así;
silenciosa, sin cima, sin adiós.
Allí todo amanecía y
anochecía sin avisar.

Plazas con asientos y
respaldos fríos, con restos
de girasoles perennes.

Fueron mañanas, tardes, noches,
para aprender, para celebrar,
para...casi amar,
para...casi deslumbrar.

JulioElpuente

lunes, 29 de diciembre de 2014

El mar utilizó nuestros besos.

El mar utilizó nuestros besos. 
Nacimos para amarnos.
Es lo único que aprendí
cuando no conocía el cielo.

No viviremos del ayer.
Nada se vivirá como el hoy,
nada nos enrojecerá como
este minuto.

Cristales rotos, espejos infieles.
Todo cuarteado menos
nuestra canción, menos nuestra
piel.

Sin pan...fe multiplicada.
Barrios sin silencios,
aceras sin pies.
Tu y yo, alma con alma.

Mundos enamorados de
nuestros abrazos.
Conoceremos futuros héroes
de piedra y meditación.

El astuto futuro no nos cambiará.
Amaremos así, ajenos,
lejanos, envueltos en
risas y poesías.

sábado, 27 de diciembre de 2014

Tu piel.

Tu piel, ese lugar donde
se adormecen los duendes,
donde mis besos juegan
a ser Dios,
donde mis manos tiemblan,
ingenuas.

Ese hemisferio de montañas
de miel,
de volcanes de dulce lava,
de cordilleras donde morir
en soledad.

Ese imperio indestructible
que solo un demente
quiere conquistar,
que la demagogia no
puede acallar.

Esa avenida de magentas
y rosas donde todo el
mundo quiere perderse.

Tu piel.

JulioElpuente

Escucho y busco.

Escucho y busco entre
mis canciones, entre
aquellas que supieron
inundarnos....desnudarnos.

Y también frecuento antiguas
religiones; aquellas que no
odiaban...que solo brillaban.

Los marcos de las fotos elegidas,
las tapas de los libros admirados.

Está por llegar un cielo aún
más azul,
un horizonte más perfecto,
una luz más suave y cegadora.

Existe una música 
que rellena mi piel,
que me autoriza a besar,
que desata un carrusel de miradas.

Estos días contados por
filósofos del encuentro,
por luchadores astutos.

Todo lo que me emociona,
todo lo que me importa.

jueves, 25 de diciembre de 2014

Las teclas apropiadas.

Las teclas apropiadas.
Esas que están dibujadas
en tu cuerpo,
esas que son felices con
el roce de mis dedos.

Tocaremos juntos,
cantaremos sin ruido,
arderemos sin fuego.

Todo lo que vi alguna vez
será estéril, desechable.
Todo lo que amé será
recuerdo y misterio.

Esta sinfonía incruenta,
esta armonía vital, dulce.
Este dolor que vive para
transportarnos, para
deshacernos.

Todo esto, todo aquello,
todo lo que queda por
descubrir entre mis manos
y tu sonrisa.

martes, 23 de diciembre de 2014

Nunca será maldita la dulzura...

Nunca será maldita la
dulzura de tus labios.
Anocheció con tu imagen
entre mis brazos,
con mis venas aturdidas
por tus ojos.

Seremos desconocidos para
el resto,
figurantes de una obra maestra.
La fortuna nos visitará
cualquier día de diciembre.

Alguien olvidó ese fuego,
ese calor invencible.
Alguien despertó demasiado
tarde.

¿Qué harías tú para recorrer
ese laberinto?

JulioElpuente

viernes, 19 de diciembre de 2014

Tuviste que ser tú.

Tuviste que ser tú,
tuviste que nacer para
que yo existiera,
tuviste que ignorar otras
vidas para alumbrar la mía.

Pobre de mí,
pobre la rosa que no
conoció tu color,
pobre del color que
no fue visto por tus ojos.

Nada fue gratuito,
efímero, dudoso.
Nada te aclamó más
que mi alma,
nada te desvistió como
mi mirada.

Tengo que rodearte con
estos brazos que te adoran,
con estos ojos que te sueñan.

JulioElpuente

No puedo librarme.

No puedo librarme, ni quiero.
Coraje, desatino, ilusión.

Desde hoy no hay ayer;
el mañana vivirá abierto,
desnudo.

Rompí el contrato con
mi sangre,
camino lento hacia la
suavidad, hacia la alegría.

No rompo el silencio,
lo confundo con mi hogar.
Necesito despegar,
visto uniforme de invierno.

Viviré con cuidado
esperando el milagro.

jueves, 18 de diciembre de 2014

No te hablaré del ayer.

No te hablaré del ayer,
porque el futuro no
existirá sin ti. 
No te hablaré del estío,
porque el mar espera
nuestras manos entrelazadas.

Te gustaré,
te gustarán los versos de amor.
Mi pecho se abrirá paso
entre cuchillas afiladas.

Ofrezco lo poco que soy,
hablo y colecciono tus asombros.

Me toca sonreír.

Me toca sonreír porque
el destino ha sido generoso.
Mi ojos no fueron míos,
fueron de la negrura.
Odiaría no volver a escuchar
a esos ángeles.

Hilos de amor.
Seda de corazón hambriento.
Intrumentos para una piel volcánica.
Manos envueltas en verdad.
Tu y yo.

Un tal vez escondido en un rincón,
un verso de amor para unos pocos.

Un murmullo entre las manos.
Un silencio que retumbaba.
En mi sueño no había luz,
todo ocurriría porque sí.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Yo lo llamo magia.

Yo lo llamo magia,
pero es tu sonrisa.
Lo llamo recuerdos,
pero es solo el comienzo.
Las llamo lágrimas,
pero es tu ausencia.
Lo llamo alfabeto,
pero son tus susurros.
Lo llamo respeto,
pero son tus entrañas.
Lo llamo ceguera,
pero son tus ojos soñando.
Lo llamo sabiduría,
pero es tu imaginación.

Lo llamo amor,
pero eres tú.

martes, 16 de diciembre de 2014

Te pediré prestada...

Te pediré prestada mi alma,
esa que una vez fue mía,
esa que habita donde tú pisas,
donde tú sueñas.

Puedo escribir, puedo rememorar,
puedo inventar....pero no puedo
describirte, no puedo olvidarte.

Algo de calor, algo de sudor,
algo visceral...algo que es todo.

No sabré que es mi piel
hasta que la recorras,
hasta que la desgastes.

En una nube, en una realidad
que será noche y día,
verso y beso,
deseo y compañía.

domingo, 14 de diciembre de 2014

Me dejaría matar

Me dejaría matar por un día sin fin,
por una noche eterna.

Sin querer, estoy queriendo,
sin soñar, camino tras de mí.

Aprenderé a gritar en silencio.

Tan solo tu nombre sonará suave como el mar, delicado como la poesía desconocida.

Rodaremos por el suelo
como una utopía impregnada
de atardecer.

Provocaremos otro bing bang,
pero este de colores,
de risas.

Ser tu favorito, esta vez sí,
tendrá recompensa.

Viajaremos al lugar donde las pieles
se desnudan,
donde los sueños se cumplen.

JulioElpuente

He blindado mis canciones.

He blindado mis canciones,
he ocultado mis penas.

Esos textos eran solo para felices.

Si he de nacer, que sea cuando no hayan motivos para morir.

Viajaré siempre desnudo.

Cuando levante la cabeza no será solo para adorarte.

Los cielos no quieren despertarme.
Será la belleza una ilusión más?

Juego a que no soy yo.
Acompañadme a ese mundo.

Una vez pasee por una ciudad donde no era nadie.
Nunca seré una estrella.

Nada es tan sutil como lo impredecible. Qué sería de nosotros sin el alma?

Algo de mi nació en una estación sin taquilla.

Todavía invento noches, días, mareas....domingos grises.

Aunque tu no lo entiendas, estoy aquí, todavía vivo en la misma habitación.

Estaba empezando a creer, pero todo era huérfano, sin sentido.

Una pequeña emoción invencible.

No reconozco las calles.

No reconozco las calles.
Esas calles repletas de historia no son las mías, no evocan, no invitan a mis pasos.
No me he perdido, simplemente decidí vivir en otro lugar, lejos de aquí, lejos de esas mitades incompletas.
Han atracado mi alma en tantas ocasiones!
Han destrozado tantas certezas!
Nunca hice planes más allá de un domingo gris.
Los muros que una vez me rodearon son capítulos sin dueño, miradas insufribles.
Seré mejor en otro lugar.
Seré otro.

Lo absurdo es también necesario.

Lo absurdo es también necesario.

Todo deja de importar en el mismo momento que se viste de verdad..

Las espadas buscan espaldas abiertas,
pieles sin miedo.

Ojalá un mundo sin razón,
una razón para tu mundo!

Tenía que decirlo, solo necesitaba una sonrisa cómplice.

Los pájaros no vuelven sin un regalo para los ojos.

No abandonaré ningún brazo amigo,
ningún regazo bendito.

Ningún borracho me contará su otra vida.

Seguiré vivo, al menos por un instante.

Me confunden los desnudos que invitan a temblores fríos.

¿Por qué es menos necesaria una caricia que un verso roto?

sábado, 13 de diciembre de 2014

Bajo un cielo mostaza.

Bajo un cielo mostaza,
sobre un planeta de colores redondos.

En ocasiones soy yo,
en ocasiones invento y desvisto.

Dime amor y me uniré a cualquier club sin futuro.

Nunca fui de nosotros, ni de ellos, ni de ningún amargo adiós.
Siempre seré parte de esa luz ingenua.

Esa copa que nos unió,
esa suavidad que nos conquistó

Así, entre leves siluetas, resurgiendo sobre cuellos apasionados.

Poco saludable es no besarte,
no acariciarte,
no amarte sin descanso

viernes, 12 de diciembre de 2014

El cansancio.

El cansancio me obliga a no sentir, a no pensar, a no sufrir.

La deriva es un surco sin rumbo, un reventón sin rumor ni amor.
Qué queda de lo que fue un ayer clandestino, unas sílabas absurdas?
Siento que el espacio no es el lugar común de mis deseos, que el futuro es un argumento baldío.

Tendremos, entonces, qué desaparecer?
Habremos amado para nada?
Seremos menos de lo que soñamos?

El tiempo y la euforia caminarán de la mano, pero sus rostros serán los de otros amaneceres.

jueves, 11 de diciembre de 2014

Desahuciadme.

Deshauciadme de cielo y
del infierno.

Dejadme tocar, con las impolutas
yemas de mis dedos,
vuestras suaves sonrisas.

Abrazadme sin dejar que mi
ojerosa figura roce el suelo
de la razón.

Invitadme a la fiesta de vuestros
sentidos, a la última armonía
de vuestros instintos.

Desnudadme sin esperar
el desdén de mi lealtad.

Admiradme, para que sepa
en que malgastar mi insípida
vida.

Interrogadme sobre lo que no
estoy dispuesto a contar.

Ignoradme.....

martes, 9 de diciembre de 2014

Puedo transformarme.

Puedo transformarme en
sigilo.
Puedo merodear y no llegar.
Puedo desnudar y no
tocar.
Puedo incitar a la rebelión
de los labios.
Puedo admirar y no
desfallecer.
Puedo amar y no desarmar.
Puedo explicar lo
indecible.
Puedo pasar y no
moverme.

Puedo....podré?

Desde la orilla.

Desde la orilla desespero
y espero.

Será toda la eternidad
un minuto más?

Bailo por tu pelo,
rescato tu mirada.

Las huellas descenderán
desde el cielo.

Suerte, la suerte olvidada.
Miedo, el miedo a la
canción certera

Te tocaré mientras
me miras a los ojos.

Compongo,
dispongo,
expongo.
Ligereza en la piel.

Se nos para el corazón
al recordar los trozos de
cielo que compartimos.

Traición para un amor
ciego, para un amor
silencioso.

lunes, 8 de diciembre de 2014

Todo tiene....

Todo tiene donde agarrarse.
Todo es futuro y esperanza.

Vengo del pasado,
anuncio tiempos y anhelos.
Tan sólo mi barba
le dará pistas al otoño.

Acompañadme
a ese lugar inquieto,
a ese destino pretendido.

Mis manos serán páramos
dichosos,
mis pupilas recibiran al viento.

Lo feroz quedó atrás,
lo unánime nos albergará.

La penumbra nunca más
será ocaso,
el tiempo será tan efímero
como eterno.

domingo, 7 de diciembre de 2014

Fabricar palabras.

Fabricar palabras para vivir,
auspiciar lo desnudo.

Prurito para encender almas,
desencadenar lo oculto.

Locura por no morir,
deseos y desvelos.

Hacer del último peldaño
un lugar mejor.

Asistir, insistir, usar manos
y corazón.

Monedas embarradas,
vientos sin futuro.

Dulces puentes a lo cálido,
al camino deseado.

Lejos, más allá de guerras
y fervores.

La existencia de los demás;
el origen de mi canción

Sencillamente.

Sencillamente, no sea que la vida te venga a provocar.

Hacer la competencia al viento.

Tengo alguna que otra nube azul para ti.

Cuánta esperanza por desempolvar!

Me reclaman los años, los siglos....los horizontes.

Diciembre necesita una canción de amor.

Invento el alba para que te despereces.

El sol no se atreve a mirarte a los ojos.

Ternura en los brazos, en la piel, en los instintos.

Viajo por el aire sin un destino cierto.

Dos cuerpos unidos y ungidos por aceites irreverentes.

Luna infractora.

Luna infractora,
prensa delatora,
primavera olvidada,
agua impura,
amor troceado,
nochebuena inútil,
sentimiento sucio,
visión gris.

Poetas hechos de materia
inorgánica.
Reverso de una moneda vacía.

Letargo
inspirado por lo vivido.
Diez mil ángeles atustos.
Desazón
por las luces que ya no brillan.
Sangre en las mejillas.

viernes, 5 de diciembre de 2014

A ti, Gabriel.

Algo en mí ha nacido de nuevo.

Algo qué llenará tantas vidas!,
qué fabricará tantas sonrisas!

Un ser que ha llegado tras la verdad,
que ha elegido por nosotros.

Su tiránica boca,
sus ojillos de duende,
su elocuente belleza.

Quizás será un gigante bondadoso,
quizás un titán valeroso,
quizás un adonis portentoso....

Pero sólo deseo que la felicidad
sea su segundo nombre,
y el amor, el legado que reciba
y la sonrisa que derroche.

Será algo más que una libélula
juguetona,
algo más que un potrillo inquieto,
será todo para muchos
y mucho para todos.

A ti, Gabriel.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Nací en un año fingido.

Nací en un año fingido.
Crecí jugando sin red.
Moldeé tardíamente mis
ojos.
Aprendí cosas inútiles,
amé...amo...amaré.

Tuve preciosos destinos
entre mis manos.
Tuve la suerte que no
buscaba,
tengo la suerte que no
merezco.

Quien me haya visto llorar,
habrá visto también,
los huesos quebrados
de mi alma.

Devolví la penitencia
y su doble moral.
Añoro los antebrazos
de las elegidas.

Tengo la mano ennegrecida
y tosca,
el rostro invadido por una
sonrisa valiente.

Adoro la variedad
en las voces y
en los designios.

martes, 2 de diciembre de 2014

Otra noche.


Otra noche envuelta en visiones,
otra vida caminando poco a poco.

De los rigores del desconsuelo a la miopía del rumor.

Atreverme a pensar en ti.
Desnucarme buscándote.

Te encontraré tras rostros angelicales,
envuelta en sustancias suntuosas.

Sola, solos....alimentándonos de besos
y canciones.

Más de tres horas, menos que un pequeño universo, que un futuro conocido.

Imposible desperezarse en una noche guiños al destino.

Será otro día, otra sobremesa,
quizás otro episodio imaginado.

lunes, 1 de diciembre de 2014

Parir con ojos vidriosos.

Parir con ojos vidriosos,
retomar el tiempo
abandonado,
abrigar con vestidos
raídos,
asomar entre arbustos
espinosos.
Amar....ser amado.

Beber en momentos
de locura,
respirar el aire de lo
absurdo,
crear un montón de
la nada,
alimentarse de ojos
verdes.
Consumar la vida.

Continuar caminando,
permanecer renqueante,
salir a la intemperie,
perder la razón,
sonreir a las canciones
verdaderas.
Sin fronteras.

No resistiré sense memòria.

No resistiré sense memòria.
No estimaré sense victòria.

Faig presoners amb peus de fang.
Allibero estries al vent.

Em va arribar la nit des del demà.

No puc escollir els idiomes ni la blancor.

Encara recordo el que no estava escrit.

Què van fer dels meus dies descalços?

Tot és semblant a la irrealitat.

Atrevim-nos a desitjar.

La pell desatada, el cos vergonyós.

L'aventura que no calia, el sentiment que no arribava.

Comprendí.....

Comprendí que debía
ser bello,
esbelto y astuto
como una guitarra
soñadora.

Comprendí que todo
había estado a
mi lado,
como un día gris,
como una noche baldía.

...y comprendí lo trágico
de una vida sin sueños,
de un despertar sin
sobresaltos,
de una esperanza
desconocida,
de un poema sin final.

domingo, 30 de noviembre de 2014

Toma.

Toma,
reparte esto entre los tuyos,
a mí...olvídame.

Solo quería vivir
sin muecas,
sin misterios,
con la piel de los pobres,
con amor y belleza,
con la destreza de
una mano amiga.

No beberé del rencor,
no hablaré con muros sordos,
no destruiré los brazos
de las meretrices,
no...no viviré para morir.

JulioElpuente

Miro alrededor....

Miro alrededor, me pregunto cuántas voces he dejado de oir.

No sé escribir frases sin palabras, no sé vivir sin respirar.

Los versos me rodean, se colocan a mi espalda y pronuncian mi nombre.

No puedo dejar de escucharme aunque cierre los ojos y viva otras vidas.

Quiero que todo sea limpio, que todo sea nuevo; pero no puede ser, no es así.

Y, sin embargo, aprendo con cada linea, con cada renglón desaparecido.

Los nombres, los adioses, los amores....todos viven juntos.

No entiendo la vida, pero es tan irremediable!

Odio las penumbras....

Odio las penumbras que no te encuentran.

No imagino el tiempo sin los encuentros con tu alma

Te conozco sin besarte ni visitar tu cuello.

Son duras las penas en el exilio de tu mirada.

Te he visitado en tantas madrugadas!

El legado de tu perfume anidará por siempre en mi cabello.

Dime tu nombre, sabré guardarlo fuertemente, pero con un dulce tesón.

Buscaré y encontraré tus otros labios, conseguiré el jugo incesante.

sábado, 29 de noviembre de 2014

Escuchadme...

Escuchadme...soy algo más que unos ojos hambrientos.

Cualquier película que me sepa estremecer,
cualquier libro que coleccione mis tentaciones.

A los pies de un alma desnuda,
en los brazos de un cuerpo vespertino.

Algo que rompa barreras de sonido,
algo dicho con una mirada impenetrable.

Un sábado muerto hasta que la noche lo despierte,
un domingo insignificante preñado de guiños azules.

Cuando todo amaine, verteré mis alegrías,
cuando no pueda caminar, seré sólo sexo y perdón.

Suenan teclados y violines inciertos,
se retuercen los padrinos de estilos con alma.

viernes, 28 de noviembre de 2014

El sol no logrará despertarme

El sol no logrará despertarme.
La luna no me encontrará a su lado.
La lluvia rozará mis descarnados pies.
Una miseria convertida en afición.
Una cumbre lograda sin esfuerzo.
Necesitaré un excusa para soñar.
Malviviré por un puñado de mordiscos.
Ya toqué la hierba con mis manos.
Ya usé los abalorios de los gentiles.
Ya me excusé por mi muerte.
Un frío inútil compuesto de hambre y miedo.
El legado de un saco vacío, fraudulento.
Llegué desde un lugar donde morían las flores.
Exhalé gerundios y participios.
Encontré y rechazé.

Comencemos...

Comencemos sin sombra bajo la que abrigarnos.

Persigamos el último tren que la noche nos envió.

Sequemos las lágrimas de los luchadores.

Respetemos a los que siguen su camino en la oscuridad.

Abracemos a los victoriosos en la ternura.

Eduquemos a los falsos eruditos.

Rescatemos a los que dudaron alguna vez.

Instauremos una nueva elegancia; la de los dichosos, la de los valientes, la de los amantes.

jueves, 27 de noviembre de 2014

Vendedores de nada.

Vendedores de nada,
maestros de la locura final.
Guionistas de último truco,
del último mortal.

Trovadores dormidos sueñan con versos recónditos.
Mundos inciertos les prestan sus manos.

Perseguir asombros,
morir en cada palabra,
destruir el tiempo baldío.

No ser el hazmerreír de un mundo en sepia.
Intentaré nacer en otro lugar, en otro menos trágico.

Sin principio, sin fin, sólo recuerdos anidados y excéntricos.
Suaves bendiciones rastrean mis huellas imperfectas.

En algún lugar, los vientos serán fieles seguidores de la noche.
Nunca diré que no al resto de mi vida.

Sin pensar en ayeres ni en tiempos incompletos.
Extinguida la primera estrella, buscaremos nuevos mundos.

Corazones libres de penas, listos para nuevos arrullos.
Atónito, sin magia ni desidia, abrazo los últimos versos.

Atrevido, incesante, ajeno a los vaivenes nostálgicos, esperaré sin miedo, sin recato.
No quedará mucho más que hacer, tal vez, vivir sin destreza, pero con esperanza.

Dentro de un recipiente de colores modernos, en una habitación sin vistas.
Las noches son de los bebedores de vida,  de los diestros con la pureza.

Redefinir aquellos gestos que hicieron felices a las estrellas.
Iniciado en los verbos menos trágicos, en los que cuentan

Talismanes envueltos en frágiles celofanes, en singulares nenúfares.





Despreciado por el insomnio.

Despreciado por el insomnio. Dolorido y sin luz.

Me atraganto con las verdades oscuras. Recelo de las manos de los felices.

Sin red, así caminaré. Las palabras pérdidas me guiarán.

Sólo los nidos que escaparon del horror sabrán de mí.

Podré escribir sin necesidad de impresionar. No influiré en esas manos venosas.

Por el día, los rugidos reventarán a mi alrededor, al atardecer, la luz del neón sacrificará mis ojos.

Seré alimento de la luna.

En la mañana.

En la mañana se perfuman los otoños.

Recaen las florituras y se desperezan los andares.

Resuelto, consciente, recorro el camino que el horizonte me ha impuesto.

Cruzo avenidas, descalzo, con la sonrisa de quien no pretende nada, de quien no añora el futuro.

Los alientos, los reproches, las conciencias no me atañen.

Rebusco en profundos bolsillos nacarados los restos del ayer, las migajas de los inquietos.

Pronto hallará bellezas salidas de portales faraónicos, muchachos tocados por el desenfreno y el apocalipsis.

Mi camino no terminará en un día ni en ciento.

Luego, al despertar, reviviré la tristeza.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Escribo alborotado....

Escribo alborotado por el deseo.

Querer desgranarte es como desear y morir.

Cierro los ojos y sólo veo labios y sonrisas.

Las señales explican tu roce, la ternura que regalas.

Qué mejor lugar para mis sienes!

Hermosa locura la que se podría gestar en ese silencio.

Tan sólo los relojes separarán nuestras bocas.

Unos minutos para acariciar el cielo y vestirte de aventura.

Espero que todo encuentre su sentido, que invite al ensueño. 

martes, 25 de noviembre de 2014

Extraño las cenizas...

Extraño las cenizas que me convirtieron en viento.

Tan normal como un pecador o,
quizás, como un ser humano.

Soy de donde nacen las encrucijadas,
de donde las sonrisas encuentran la luz.

Un verano para morir en tus brazos,
un invierno de violencia injusta.

Quizás el mediodía sea como
una noche de amor,
como una sentencia justa.

Miro mis manos y las envidio;
tantas veces han estado sobre tu piel!

Morir sin tu boca....

Morir sin tu boca será un duro final,
una venganza invertida.

Tendré que respirar aquí.
Estoy a un lado,
sin derramar lágrimas.

Serenatas para labios exprimidos.
Relámpagos con pies de plomo.

Duele lo fácil del olvido.
Angustia lo que huye entre los dedos.

A bocanadas, sin frescura ni elixires.

Reconoceré a los muertos cuando despierte de esta pesadilla de brumas y helechos?

No quiero mendigar.
Quiero vivir de regalos y sueños.

lunes, 24 de noviembre de 2014

Intuir tu perdón...

Intuir tu perdón en mi refugio.
Abrirgarme para la noche más larga.

Lo hechos nos amarán, nos contarán sus secretos.
Pregona su buenaventura.

Justicia y venganza, dos raíces,  dos pecados, dos sinónimos imperfectos.

Tiernos los ojos cuando el rubor asoma.
Invisibles los cuerpos al afecto.

Un camino torcido, sin renglones ni vacíos.
La respuesta estará en la alegría.

Existo cuando tus alas
me acarician.
La tranquilidad sonríe y me saluda.

No prometas la lluvia,
no presumas de instantes únicos.
Disimula cuando el atardecer te roce.

Estaremos lejos,
pero con un encanto cercano
como el dibujo de una ilusión. 

No veo rostros conocidos,
veo perfiles untados de ambigüedad,
sirenas y unicornios pintados.

Miénteme...

Miénteme; dime que siempre me has ignorado.

Dónde quedaron el sol y la risa, el descaro y los guiños?

Tengo los brazos hechos a tu cuerpo.   

Ojalá no existieran ojalàs. 

Cansancio? Todo es menor en tu boca, en tus manos.
                                          
Los regazos, las cabezas; sus futuros.

He aprendido a sobrevivir entre cuatro palabras.  
                                       
Estoy buscando una salida.... para ir a buscarte.   

Nada de nada.
Todo ocurrió ayer.

Transfuga de mis secretos.

Tránsfuga de mis secretos.
Detractor de tradiciones.

Pusilánime con los recuerdos.
Inventor de vidas.

Dueño de una escafandra rota.
Fugado de los cielos.   

Imberbe para la verdad.
Inútil para la regresión. 

Atávico y lúcido.
Hambriento de bocas y senos.  

Indeciso para la certeza.
Azaroso y embriagado.  

Esposado a un instante.
Humillado por la nocturnidad.  

Activo y perpetuo.
Realizador de momentos.

Apostador baldío.

Apostador baldío,
huidizo y camaleónico.         

Historiador de la nada.
Navegante sin velas.

Dulce, perturbado.
Maléfico con las pretensiones.  

Intrépido, con los labios abiertos.
Indigente e indiferente.  
   
Dueño de un te quiero.
Amante de otro otoño.

Quisiera servirme del viento,
de su honesta firmeza.     

Las casas compartidas con los vientos,
los secretos compartidos con los temores.        

Las estrategias saben como evitarme.

Seremos viajeros de la adversidad.

Seremos viajeros de la adversidad,
caminantes en una cudad fría.   

Me visitó la canción de un pájaro vagabundo.        

Nació el sol, y con la luz fuimos cuatro.          

El tiempo y la constancia, dos energúmenos que no descansan.   

Tu ropa es la envidia de mi piel.     

Alejarme de otros sueños,
de otras vidas.        

He vuelto a otra ciudad distinta, en ocasiones mejor.        

Comprendo a los vientos. Ellos regalan toda su fuerza y no reciben nada a cambio.

Mi omnisciencia es limitada.

Espera....

Espera, antes de irte voy a contar todas las estrellas.             

Mi única religión es la piel de las hadas.

Ella es el reflejo de un sol inaudito, una ficción inalcanzable.     

Ella es un día interminable, una época dorada.           

Ella es un universo de primaveras, una galaxia de colores.      

Ella es una hermosa oración, es todo lo que un Dios no puede inventar.

JulioElpuente

El aliento y la resurrección.

El aliento y la resurrección.
El silencio y la noche.

Tengo a  la suerte contrariada.
Ella se empeña en seguirme,
yo, en eludirla.      

Todo es posible si la distancia ayuda.
Todo es sencillo sin un fin.

Detrás de la verdad llueven inquietudes. Aquí, al amparo, suenan risas.                   

No existe formato para el escalofrío, ni reglas para esta comezón.

Me levanté del insomnio y estiré los brazos, valiente, audaz.   

Viajo en vagones del absurdo.
Vivo lento y confiado. 

Muestramé tus pies; adivinaré su destino.