martes, 15 de diciembre de 2015

De ayer y de siempre.

Cambiar de cielo cuando
el fuego te alcance.

Marcharte, y tus pies
tropezando con cristales
lacerantes.

Despojarte de mis labios,
y la noche extrañando
mis baladas.

Desiertos están los ojos,
frías las manos y las venas,
tristes los huesos,
musculosos los suspiros.

De todo y de nada,
de viento y de arena,
de vida y de muerte,
de dicha y de despedida,
de ayer y de siempre.

El cuenco de mis manos
ya no rebosa,
la sombra de mis piernas
vive sin mí.

lunes, 7 de diciembre de 2015

Diez mil pasos.

Un alfabeto solo inteligible
para el corazón.
Una fusión de verbos y
candelas,
de crepúsculos y
deshielos.

Alumbro historias con la
luz que se pierde entre
mis dedos.
Sacio con miel a los
crueles,
a los cobardes.

La boca de fresa y
azul,
la carne dulce e
insensata.
El techo con andamiajes
celestes,
el suelo blanco, mullido,
delicioso.

Mis ojos, dispares y
húmedos,
mi olfato, sensible a
la belleza y a la
bondad.
Toco lo que no veo,
veo lo que imagino.

Una piel curtida,
unos gestos de agua
clara.
Diez mil pasos para
creer y vencer.

lunes, 23 de noviembre de 2015

Y de aquí al mañana.

Visito la longeva mañana
del día que resucitó.
Me adueño de sus
insignificantes horas,
de su piel cortada,
de su rastro fértil.

Me encamino hacia
donde una vez estaba
el cielo.
Trazo los verbos sin nombre,
revivo los olores muertos,
escucho mi débil aliento.

Una fe sin Dios ni patria
me alimenta.
Una humedad, cercana a
lo femenino, me sonroja.

Y de aquí al mañana,
y del mañana al ayer,
y de lo oscuro a lo bello,
y de lo bello a lo increíble.

Seré lo que el coraje me
permita ser,
aunque no duerma junto
al mar,
aun así, tendré un nombre
y un porqué.

Las sombras sobreviven
a la hoguera del tiempo.
La voz resucita mi alma
alcalina.

sábado, 14 de noviembre de 2015

No sé cuando te inventé.

El tiempo parecía no haber
empezado nunca.
El calor oscurecía las cosas
invisibles.

No sé cuando te inventé,
debió de ser antes
de aquel día sin aliento,
de aquella melodía sin ecos.

El rocío se convierte en viento,
la firmeza de tus
hechuras me permite vivir.
Me disfrazo de humano
recordando tus labios.

Tiemblo y no existo.
Versiono lo que nunca ocurrió.
Desato memorias
fabricadas sin hilo.

Difícilmente volveré a
escuchar.
Seguramente, todo será
adiós cuando nada escuche.

miércoles, 28 de octubre de 2015

Los versos no escritos.

Quiero conocer los versos
no escritos.
Los de las sales y los
arrebatos,
los de los vicios y las
luciérnagas,
los de los borbotones y los
amores.
Aquellos que no mentían
ni herían,
que sabían a olores y a
fulgores,
que llenaban almas y
vaciaban vidas.
Quiero conocerlos para
olvidarlos, y después,
cuando no sueñe ni duerma,
recordarlos.

domingo, 25 de octubre de 2015

Cuando...

Oí cerrarse la puerta cuando
ya nada quedaba.
Me lastimé cuando
el recuerdo me sustituyó.
Alcé la cabeza cuando
mi cuello dijo basta.
Revisé mi atuendo cuando
la piel era solo un indicio.
Dormité sobre mi brazo cuando
el destino atusaba mi cabello.
Acaricié aquel cuerpo cuando
nada oía ni intuía.
Repartí perdones cuando
nadie parecía conocerme.
Desleí el denso grumo cuando
el corazón quiso poseerme.

Cuando todo se parezca
al olvido, entonces renaceré
sin miedo.

JulioElpuente

miércoles, 21 de octubre de 2015

Dime amor.

Dime amor cuando los
ojos estén vacíos,
cuando el tiempo sea
solo un recuerdo.

Aúpate a la grupa de
mis sueños,
duerme donde comienzan
mis risas.

Siénteme desde la calidez
de tu espalda, desde es escalofrío
de tu vientre.

Desnúdame aunque solo
nos abriguen las arrugas,
aunque nuestro fuego
sea solo un hechizo.

Dibújame en lo yermo
de la noche, en la quietud del
horizonte.

Suéñame cuando no haya
más vida, cuando todo esté
por recordar. 

JulioElpuente

Foto extraída de Internet.

miércoles, 7 de octubre de 2015

Labios mordidos.

Ha crecido un valle tras
las cuencas de mis ojos.
El viento ha silbado una
canción de amor y risas,
de ingenuo sentido.

La joya intratable me
mira desde su atalaya,
desnuda mi descaro,
roza con picardía la
guitarra de mi piel inexplicable.

Muriendo como un efebo fugaz,
como un jardín sin manos,
como un destino sin ojeras,
como un inútil minuendo.

Hacer cosas sin querer.
Dejar huellas en la antología.
Sufrir sin regalar lágrimas.

Labios mordidos,
desnudos y balsámicos
como el amanecer,
sabrosos como el olor a vida,
devastadores...medidos.

JulioElpuente

viernes, 2 de octubre de 2015

Vivo estupefacto.

Lo extraño del placer y la cordura,
lo simple del desvarío
y el desenfreno.

Juego con mis dedos
donde acaba tu espalda.
Me alimento de tu sonrisa y tu mohín.

Vivo estupefacto por el
cariño de una diosa,
una diosa a la que
adeudo lo vivido y lo pretérito.

Hazme vivir para que no
muera, si no, moriré por
no haberte sentido y
sentiré por haberte perdido. 

Nanas de la tempestad incierta.
Versos de quien no cesa.
Olores que siembran
promesas de amor.

Desayuno futuro e hilaridad.
Presiento que la doliente
acritud será algo oloroso,
incipiente, desechable.

JulioElpuente


jueves, 24 de septiembre de 2015

¡Qué sabrán de la razón los poetas!

El espejo me dibuja al
revés.
La noche me ilumina
sin luz.
El viento me arrastra
sin prisa.
Arden mis cicatrices
eternas.

Un mundo donde no
lluevan piedras.
Una esfera donde todo
se adormezca.
Perdidos por dentro,
diáfanos tras la pared.
Erigidos por hombres
sin nombre.

Vete, vuelve donde la
nube durmió.
Aliméntate de troncos
putrefactos.
Escucha los versos medidos
por la pluma.
Inféctate de suaves brisas y
estudia su mundo.

¡Calmad el estruendo
anómalo!
¡Viajad en pos de la
sinrazón!
¡Vivid pensando en la
orgía perfecta!
¡Moldead con las manos
del corazón!

Sabios que no saben
cantar nanas mágicas.
Eruditos que eluden
la noche.
Piltrafas convertidas
en hombres.
Amaneceres convertidos
en días salvajes.

Obra de Paco Meléndez Torres.

Nada más perfecto que mi imperfección.

No sé escribir otras palabras.
No sé contar otros cuentos.
¿Cómo será decir aquello
que sorprenda?
Para mí existen los vientos,
el norte y el sur,
la luna y la noche,
el día y el sol,
para los demás;
las vidas de los otros,
las esperanzas y las
angustias,
las historias de amor
y de dolor.
Despierto sin vida,
deambulo y camino.
Peco de histrionismo
cuando no de vaguedad.
Peco, peco....pero mi
batalla es con el destino.
¡Quizás no merezca la
sabiduría!
¡Quizás nada sea como
lo conocemos!
Si se enciende la luz,
que sea en esta habitación de
amores y abrazos,
en este cubil de susurros
y risas.
Y que nada sea igual,
y que nada sea presente;
que sea futuro,
un futuro dibujado por mi
piel de esponja,
por mi cabello níveo.
En fin....nada más perfecto
que mi imperfección.

Obra: "Destino", Salvador Dalí. 

lunes, 21 de septiembre de 2015

No hay máquinas, sino almas.


Miro al cielo y sus contrastes
me conmueven,
miro alrededor y mis
comisuras te reclaman.
No hay máquinas, sino almas,
no hay desdichas,
sino rutas de agua y perfume.
El valor reclama un pedazo
de ilusión,
un infinito sin jamás,
un elixir suave, delicado.
Viviré en una isla de
nenúfares y colores inimaginables.
Los brazos que no sepan
escuchar caerán heridos
por la blasfemia.

Diré cuanto sepa.
Aminoraré el paso
cuando nada importe.
Mi piel cuarteada,
suave cual manjar,
indestructible como el mañana,
te hablará de mi primer beso,
de mi primera lágrima.

JulioElpuente

sábado, 19 de septiembre de 2015

No encuentro mis silencios.

Le he robado pétalos al mar,
he olvidado el sabor de las olas.

No encuentro mis silencios;
quizá murieron al despertar
quizá renunciaron a vivir sin mí.

¡Qué alguien me ayude a
discernir entre dolor y sentimiento!
¡Qué la vida le sea infiel a la tristeza!

Y, sin embargo, el amor
me viste,
me mima,
me agasaja,
me intuye,
me vive...
me enamora.

Haz de mí el supremo devenir,
una conciencia desconocida,
un rayo sin luz,
un agosto de estrellas
sin mácula,
un invierno sin lágrimas.

JulioElpuente

sábado, 5 de septiembre de 2015

Rozando el suelo.

Rozando el suelo,
levitando a través de la oscuridad.
Remando sin fuerzas,
pero enardecido por el
ensordecedor silencio.
Desnudando el cielo en
cada renglón sin sentido,
en cada borbotón de hiel.
Destronando al duende que
todo lo sabe,
al hazmerreir de sonrisa oblicua.
Desquiciando a los amantes
que no supieron amar
sin ser amados.
Incordiando a quien no
sabe escuchar el resuello del mar.
Definiendo lo que será
instrumento para la magia
y lo que será magia
para las entrañas. 
Destruyendo aquello que fue
risa y ahora es dolor y zozobra.

...así me encontrará la noche
y el osario.

JulioElpuente

Miles de kilómetros.

Miles de kilómetros entre
mis ojos y sus frutos.

Lame el mar los tostados pies
que resisten inertes...baldíos.

Vestido de fosforescencias
vertiginosas, de pasiones
ocultas.

La menor de las transparencias,
la mayor de las verdades.

No me debes, no te debo.
Me debes, te debo.
Me bebes, te bebo.
Me miras, te adoro.

He visto cansadas las
pupilas de cielo.
He visto rotas las olas
nacidas en el horizonte.

He recordado las letras
vacías.
He llenado el vacío con
nuevas lágrimas.

Siempre he escuchado,
siempre he soñado,
siempre he imaginado.

Miles de kilómetros
entre el sentido y la
intuición.

jueves, 27 de agosto de 2015

Andares desnudos.

Raza de alegres vientos.
Hechuras de rayos pintados
por el firmamento.
Voz de ecos marfileños y
de elegancia inagotable.
Creencias de puños abiertos,
de rojos carmines,
de blanca forma.
Andares desnudos,
erguidos por la magia,
descubiertos por el cielo. 
Amor alado, vertido en
sorbos insensatos,
desquiciado por labios
apretados y sinuosos.
Demencia que no aflora
sino en el roce furtivo,
que no busca formas,
que no añora sombras.
Ternura de prisión de azucar,
de placer espusmoso, 
de amalgama tentadora.
Escuela donde aprenden
los dioses, donde los
profetas descubren el amor.

JulioElpuente

sábado, 22 de agosto de 2015

Senderos de pasmosa nitidez.

Cargado de caricias,
envuelto en sombras de
dudosa languidez.

Senderos de pasmosa
nitidez, habitados por la
memoria perdida.

El recuerdo revienta entre
rocas calcáreas.
El ayer se desdibuja en
un hipotecado horizonte.

Las luces hacen soñar
a los magos del absurdo.
Los rayos regalan suspiros
a los abandonados.

Tatuajes habitados por
venas ardientes.
Vestidos que son
insuficientes frente a la verdad.

Aprender de la soledad suplicante,
escuchar la pureza que
vivirá entre aquellos pechos
abanicados por el sol.

JulioElpuente

viernes, 7 de agosto de 2015

Mi alma; su halo.

Sus manos me atan a
la luz.
Su voz, de esponja
mágica, adorna mis sienes
antiguas.

Mi pecho; su lecho.
Mi corazón; su sonrisa.
Mi alma; su halo.

Vuela el aliento de mis
carnes para que ella sepa
del mar,
del sol iracundo,
de la flor misteriosa,
de la oquedad del viento,
del mordisco suave.....
sin veneno.

Alguien inventó una frescura
suave para su rostro
inédito.
Alguien escogió un trozo
de universo para cincelar
su alegría.

JulioElpuente

La frontera de un jamás imaginario.

Escuchar sin prejuicios.
Prerrogativas de un alma
que vivió para vivir,
que sucumbió a la velocidad
de lo azul.

Se coló por ventanas
cuarteadas de recuerdos. 
Se reunió con los mefistófeles
del descaro,
de la elegancia compartida.

La frontera de un jamás
imaginario.
La quintaesencia de un cuerpo
desnudo,
ahíto de esperanzas secas.

Vetusto jardín de poemas
extraños.
Estruendo sin final posible.
Baile carnoso y emparedado.

Preguntas que rozaron la
columna sagrada.
Misivas llegadas de mundos
antropófagos.
Ciudad enjuta, visceral y
maloliente.

Espacio preñado de mares
y platas.
Lunáticas tardes recubiertas de
vino y sueños;
llegaron las verdades para
morir jóvenes.

Ni imbécil ni genio;
hijo de un ayer vacío,
siervo de un presente onírico,
cínico espectador de un
futuro miserable.

lunes, 3 de agosto de 2015

No existo sin ti.


Pero sé que no existo
sin ti,
que no puedo encender el alba
sin tus ojos,
que no puedo amainar el viento
si  tu pelo,
que no puedo enloquecer
sin tu sonrisa,
que no puedo envejecer
sin tu aliento,
que no puedo escribir versos
sin tu beso,
que no puedo llorar
sin la sal de tu pecho,
que no puedo aguardar
sin tu mañana,
que no puedo descender
sin tu mano,
que no puedo descubrir
sin tu mirada,
y es que...insisto,
no existo.

JulioElpuente

viernes, 31 de julio de 2015

Clemencia sin victoria.

Escribo de la noche soleada,
del misterio sin vida,
de los delirios del crepúsculo.

Vientos salados acompañan
a mi sombra.
Nubes sin dulzor se
arremolinan frente a mí.

Para cuando escuche la
canción olvidada,
todo habrá muerto sin morir,
todo habrá llegado sin
haberse movido.

No habrá más dolor
ni más ausencia.
Brillará el signo del amor,
deslumbrará la arena reluciente.

Habrá suerte sin azar,
clemencia sin victoria,
locura sin soledad,
delirio sin sueño,
amor sin pasado.

JulioElpuente

viernes, 17 de julio de 2015

La tibieza de la noche.

Hablo del blanco del día
y de la tibieza de la noche,
de la soledad del viento y
del desgarro de la vida.

Cuando no hablo, siento.
Cuando no duermo, escucho.
Cuando no camino, invento.
Cuando no amo, muero.

Dime rayo,
dime humedad, dime silencio,
pero dímelo desde la
garganta de tus piernas.

Donde un trapecio me
deje tocar fugazmente tu cielo.
Donde encuentre las
risas y la razón,
el corazón y su cicatriz.

El fin de las quimeras,
el principio del mundo,
el desenlace de lo imposible.
Acercadme vuestras manos,
dejadme ser vuestro verbo.

JulioElpuente

Es especial.

No es especial mi brazo,
ni mi despertar,
ni la vigilia que me sacude,
ni el día que me revienta,
ni la sien que me atosiga,
ni el columpio que me mece,
ni la rosa que me alimenta,
ni la canción que hunde mis pestañas,
ni las letras que guardo....

Es especial tu lágrima maldita,
tu caminar insolente,
tu comprensión eterna,
tu alegría tras la puerta,
tu mirada furtiva,
tu corazón tejido de grandeza,
tu cuerpecillo bajo el satén,
tu apátrida bondad,
tu gesto de princesa verdadera....

JulioElpuente

martes, 14 de julio de 2015

No me condenes.

Un salvaje carmín de tupida
sonrisa,
vapuleado por un desesperado
fluir,
llevado al cenit por el sentido
más eufórico.

Los surcos ya no son rayos,
las soflamas invitan a
la decadencia,
los discípulos de Caronte
se adueñan de las almas
perdidas.

Vestir con versos para
morir sin besos.
¡Oh, sí! 
¡Qué decrépita necedad!
¡Qué ridícula liturgia! 

No me siento a escuchar
al  mundo.
No inclino el torso ante
los iletrados,
pero, sí, sí vivo porque
insisto, porque existo...
porque resisto.

No me condenes sin
haberme escuchado,
no me juzgues sin
haberme leído.

sábado, 11 de julio de 2015

De hito en hito.

Paredes blancas teñidas
de olvido.
Bajo el tejado de nieblas y
soles....allí donde se
inventó la luz.

De hito en hito;
ayudado por unas piernas
generosas y
un corazón valiente;
auspiciado por retos
que serán luna y
amanecer.

Escoltan a mi fe el
amarillo cercenado y
el verdor del ocaso.
Vuelvo mi cabeza hacia
la hojarasca ruidosa
y huidiza.

Sé que donde hay futuro
habrá horizonte,
donde hay esencia
habrá corazón,
donde hay vestigios
habrán certezas.

Y, mientras miro mis
pies,
sueño con montañas
gloriosas,
con días que están por
inventar.

jueves, 9 de julio de 2015

El ébano de la noche.

El ébano de la noche quiso
mostrarme tu nombre. 
¿Cómo llamarle destreza
a esta piel enamorada?

Cuando vuelva del mañana,
cuando al pasado no le queden
lágrimas.

Fe desnuda; nuevos tiempos para
amores incapaces de morir.

Querer volar como un animal sin alas
querer ser dueño de un castllo sin
rincones, sin ánimas.

Decenas de kilómetros
entre el ombligo y la sien,
entre letras y voces sin melodia.

Ahora, el sol y las
espigas me hablarán
de sudor y de verdad.
Tropezaré con mi piel
de satén rugoso.

JulioElpuente

martes, 30 de junio de 2015

Dejaré letras y piel.

Y fui aceptando el milagro,
y fui creyendo en la mansedumbre,
y decidí vivir y no mascullar,
y fui más yo y menos aquel.

Y no fui día ni noche,
invierno ni primavera,
fui luz y viento, fruta y lección.

Y seguiré a los que sepan
enamorar a unos párpados huidizos.
a una sombra curiosa y brillante.

Y, donde no pueda respirar,
dejaré letras y piel,
reverso y canciones nuevas,
palabras y miradas.

Y entonces, solo entonces,
me vestiré del azul de la mirada fiel,
del blanco de la sonrisa ciega,
del rojo de unos labios abiertos,
devastadores, insaciables.

Y la quietud se parecerá más al mañana, 
y el frío será tan solo un recuerdo maldito,
y la soledad una especie extinguida.

JulioElpuente

lunes, 29 de junio de 2015

Ponle música a mis palabras.

Un nuevo poema
para un amor eterno.
Una nueva vigilia para
un sueño interminable.
Una recopilación de
escalofríos para la
tersura de los sentidos.

Sin tu caricia soy solo
un verbo pretencioso,
un pedazo de imaginación
desmembrada y sin rumbo.

Todo mi universo vive
bajo tu sonrisa y tu perdón.
Toda mi elegancia es
la sombra de ese
caminar único.

Ponle música a mis palabras,
porque yo les habré puesto
memoria, rescoldos, risas,
lágrimas, locura,
les habré puesto tu nombre,
les habré puesto...amor.

JulioElpuente

sábado, 27 de junio de 2015

Se olvidan los olvidos.

Sé que te reeliste lo
que amaneció en mi pecho.
Sé que le hablaste
a mis cenizas.
Sé que fue un ahora
sin principio ni final.

Solo canciones olvidadas,
solo máscaras despiadadas,
solo un carnaval
de frialdad y lágrimas dulces.

Se olvidan los olvidos cuando
el principio es el final de lo
que las raíces no supieron
esconder.

Satisfizo el anochecer mi
lengua reseca.
Desecó el día el océano de
mis sueños,
la humedad de mis bisoños
labios.

Sentado al borde de un mundo
de hidrógeno y mentira.
Salpicado de las miasmas
de seres hercúleos y onanistas.

Soñé que soñaré -cuando
no me queden más fuerzas-
con otro estío de belleza menos
efímera,
con otro atardecer sin los
colores tamizados del
agua.

Foto de Ben Canales.

lunes, 22 de junio de 2015

Nadie resiste.

Consiento y duermo,
reclamo y acecho,
y cuando busco no
encuentro, no logro.

¿Repetiré acaso los nombres
de los ojos sin rostro?
Y cuando nadie me arrope,
¿por quién lloraré?

Nado sin brazos,
vuelo sin red,
bebo sin labios.
No puedo llamar animal
a ningún otro ser.

Silbo melodías malditas,
trasnochadas.
Recuerdo el terciopelo
como recuerdo las
olas silenciosas.

Las horas no sirven
para nada.
Espero a que esas manillas
herrumbrosas señalen
el momento de la nueva muerte.

JulioElpuente

jueves, 18 de junio de 2015

T......

Ternura hallada en
escondites para ciegos.
Obediencia libre y
sin penas,
sin ambages.

Tengo un don,
pero es inaudito,
indescifrable, inservible.
Todo es y será amor,
sin rutina, sin credos.

Terciar para no saber,
trocear para no perder.
Esos gestos que son
alfabeto para la locura,
descanso para el temor.

Tiene la prisa una deuda
conmigo.
Quizás no vuelva
de ese viaje sin retorno.

Truenos que se agolpan
para anunciar la luz.
Poetas lascivos,
compañeros de la noche,
entonaron aquella canción.

Trafico con armonías
absolutas.
Lo que no hallé,
debió sucumbir
entre espíritus diminutos,
irredentos y socarrones.

Tendido bajo una nube
de melón y rosa,
sueño, con ojos semiciegos
y voraces,
con hambre y sin
estrías.

miércoles, 17 de junio de 2015

Ama...

Elige el sol cuando el
grito sea el frío y el
terror su verbo.

Ilumina la palabra y
guárdala en aquel cofre
de colores dichosos.

Regala la noche, y
después el día, y
después tus manos.

Defiende el beso;
su sabor,
su densidad, su alegría.

Anuncia el deseo;
ese que asoma por tus bolsillos,
ese que añora unos
pies descalzos.

Inventa el camino
para que todo sea
más fácil, más humano,
más verdad.

Ama...

JulioElpuente

miércoles, 3 de junio de 2015

Triste sería sin ti.

Mírame cuando muero,
suéñame cuando vivo,
imítame cuando añoro.

Sabía cantar cuando
las melodías eran sueños.
Bailaba en noches de
sopor y risas.

Sabios danzando entre
fuentes de amor y
cárceles de odio.

La crueldad resurgiendo,
la ingenuidad hecha trizas,
el apocalipsis, tendido
a mis pies.

Todo ambiguo
menos tu fidelidad.
Todo roto
menos tu abrazo.

El frío no esconde tu calor.
Triste sería sin ti
el destierro de mis penas.

JulioElpuente

sábado, 30 de mayo de 2015

Llámalo destino.

En tus ojos está la llave
de la alegría.
Ve a buscarme donde
no hayan respuestas.

Llámalo destino,
o....llámalo siempre.
Dicta mis pasos,
dirige mi invierno,
arrulla mi primavera.

Lo precioso es tan
preciso como tus labios,
tan inevitable como
un viento invisible.

Sorpréndeme con el
menor de los venenos,
con la mayor de las caricias,
con la abdicación de
la pereza.

No recuerdo el número
infinito,
ni la memoria de ayer,
ni la locuacidad de mi
sueño.

No existe bestia sin final,
rifle sin rosas,
amor sin deseo,
esperanza sin mañana.

martes, 26 de mayo de 2015

Tez de vidrio.

Un perfil desnudo,
resbaladizo y brillante.
Una efigie de barro
silencioso y tez de
vidrio.

Se acabaron los errores,
finalizó la conquista absoluta;
de las migajas nos
alimentaremos hasta la
muerte.

Enrolarse en el ejército
de las palabras futuras;
anunciar los colores que
nunca envejecerán.

Liberar del paredón
al olvido;
salvar del oscurantismo
a la flor y a sus pétalos.

Dulce fiebre enrojecida
por el abrazo;
descubrir el placer
desde la piel insurgente.

JulioElpuente

jueves, 21 de mayo de 2015

El tiempo.

El tiempo nos condena...
nos condena a intuirnos,
a vivirnos,
a soñarnos.

Pero, que pare,
que se pare,
que no mutile nuestro
abrazo
que no gobierne nuestros
besos,
que no certifique nuestro
sudor.

Ese sonido futuro,
ese eco que vendrá,
ese placebo doloroso
y único.

Nos elegimos entre la
noche y el sopor,
nos amamos para no
olvidarnos.
El mañana será otro
ayer,
otro quizás.

Prohibida la nostalgia
si no es de tu mano.
Prohibida la lágrima
sin sonrisa.

martes, 19 de mayo de 2015

Acaricio la candidez.

Reinvento la dulzura para
para instaurar un nuevo
orden...el de la compasión,
el de la alegría.

Me olvido de los verbos
enajenados,
de las palabras sin
principio ni final.

Descubro los ojos que
siempre se alimentaron
de mí,
aquellos que fueron
ceguera y soledad sin mí.

Acaricio la candidez
cubierta de porcelana,
el resplandor que nació
y que amó.

Visito la verdad,
la que vivió desnuda,
la que murió sin
haber vivido.

JulioElpuente.

viernes, 8 de mayo de 2015

El libro de tu piel.

Háblame de las almas
invencibles,
háblame de la tuya....
de su color.

Desnuda mi verbo ardiente.
Retoma conmigo el camino
de los recodos dichosos.

Pueblo tu hendidura con
el aceite de mi orgullo,
leo como un ciego
en el libro de tu piel.

Soy el resto de una caricia
olvidada, el jamás de una
noche insomne.

El dios Saturno me invitará
a morir en el rojo de tus
últimos labios.

Imitarán nuestra sonrisa
los amaneceres indecisos,
los atardeceres plagiados.

jueves, 7 de mayo de 2015

La muerte del sol.

Cuando llegue el ayer,
entonces sabré enfrentarme
a los silencios,
a las huellas en la arena.

Despacio; envuelto en olores,
escuchando trenes vacíos,
con gramos de lluvia en estas
manos ajadas.

No desearé la muerte del sol.
No cambiaré la vida por
perdón.
No comprenderé a los
orgullosos poetas del amor.

Heredé un vientre hipotecado,
una soledad escueta y dañina,
un mar seco y lejano.

Dormiré después de una nana
fingida.
Despertaré entre cebollas y
dulces enamorados.

JulioElpuente

jueves, 30 de abril de 2015

La luz eterna.

Creo en el hoy de
de un poeta rubicundo.
Descubro el ayer de
unos ojos cincelados.
Viviré del mañana que
se derrame cual vid.

Los ojalás no escucharán
reproche alguno,
ni penas con sordina,
ni porqués atados de
pies y nudillos. 

En mi escalera no
pernoctan los versos
de Whitman,
en mi alcoba vive la
luz eterna.

Mis brazos sueñan,
halagüeños, estupefactos,
derramados en el infinito.
A mi cuello no lo
domestica el viento.

Nunca será demasiado
tarde para que nuestros
pechos vivan un
estruendo único,
una comunión memorable.

Sentí el perfume del destino
anudado a un desnudo
ancestral.
Una piel, rosada y densa,
encubrió un tatuaje incoloro,
un arpegio grisáceo.

He reservado una nube
acolchada,
una promesa infalible,
una adicción legal,
un axioma cuestionable...
un resplandor idéntico
a tu suspiro.

lunes, 20 de abril de 2015

Vigías del cielo nos rodearon.

Vigías del cielo nos rodearon.
Querían saber de nosotros,
querían saber del amor.

El plácido mar susurraba
sin fuerza, como terciopelo
suave, agitado por un soplo
misterioso.

Todo parecía más fácil
con tu mano apoyada en
mi brazo.
El futuro se divisaba
allí....allí donde los besos
son restos de tu verde
mirada.

Los aprendices de ángeles,
los becarios de la sonrisa;
todos vivirán si haberte
conocido, sin haberte amado.

El mar, el sol, la lluvia,
todos son actores
agradecidos, viejos magos
que descubrieron la magia
en la piel de tu ternura.

lunes, 13 de abril de 2015

La belleza ya no tiene nombre

La belleza ya no tiene nombre,
el despertar no tiene amigos,
el deseo no contiene vileza.

La esperanza es un jergón
de especias y luces.
Decidamos con ella...
en su nombre.

Tengo que embriagarme
con lo que no conozco,
servirme del resto del mundo
para alumbrar mis manos.

Surge de mi boca el tiempo.
Añoranzas que no resistirán
el amanecer.

Deambulo por mi propio
Macondo.
Vuelo sobre el rojo y
el negro de mi existencia.

Ninguna conjura de necios
me apartará del atardecer.
Confieso que he vivido,
que viviré...pero el final
decidirá por mí.

sábado, 11 de abril de 2015

Elijo tus ojos.

Elijo tus ojos para no morir,
arrastro los pies por
pavimentos de risas.

La causalidad de todos
los enigmas,
el origen de tu corazón
de viento y marea suave.

No puedo ignorar tus
arrestos,
la sinfonía de tu pecho
cautivado y cautivo.

Tus idiomas se deslizan
por mi piel,
el azote suave de tus
labios eriza mi cielo.

Mi camisa la inventó tu
piel egipcia,
mi sonrisa la creó tu
mueca salvaje.

Si existe algo más a
nuestro alrededor,
que olvide su génesis
y su futuro,
su nombre y su sabor.

Nada destruirá nuestros
castillos de arena diamantina,
nuestros sueños de arrugas
y felicidad.

miércoles, 8 de abril de 2015

Escuchar al lado izquierdo del alma.

Escuchar al lado izquierdo del alma. Adoquines de invierno para un camino yermo.

Lo que encierra la demencia de unos labios amargos.
La triste vestimenta del adiós.

Allí, donde la barbarie retumba, donde el color no obedece al llanto, donde lo insensato es prioridad. 

Pisadas robadas al viento, hegemonías truncadas, vestigios de vidas insalubres.

Equilibristas que cuelgan de miradas imposibles, prestidigitadores desaparecidos por azar.

De niño todas las voces son bellas, todas las sombras son nuevos amigos.

Inventarse un calvario donde solo hay fotos sin valor, versos incabados...vacíos.

JulioElpuente

jueves, 2 de abril de 2015

Me invento un final para cada palabra.

Me invento un final para cada palabra, un desvelo para cada mohín.

No creer en ningún dios y creer en cielos, en almas, en paraísos, y tener fe...en ti.

En alguna playa habrá un otoño para recordar, un invierno para reír, una primavera para soñar.

Un dulce asno se refugia en mis pupilas mientras escojo los minutos para cantar, contar, desplegar, obedecer, añorar, ignorar.

Actos desdibujados, velos opacos, sangre temerosa, saliva perdida, mirada cegadora, fragancias inventadas....

Flores que bailan al son de cualquier amanecer, sabios que estudian el porvenir de las corazonadas.

Todos los encuentros fueron minutos robados a la soledad.

sábado, 28 de marzo de 2015

Libertad.

Libertad...
Nombre dado a la imponente vigilia de unos brazos erizados.

Densa, cadenciosa canción hilvanada por unas mejillas felices.

Embrión de un arrullo incesante y sobrecogedor.

Dulce prisión de los verbos ansiosos, de las esperanzas ajenas.

Camino infinito, jalonado por encinas otoñales y brotes de lirios inauditos.

Nube transparente que anuncia un sol de invierno, un mañana sin jamás.

...nada vive sin su fulgor.

No detenerse.

No detenerse, tener recuerdos anudados al alma, vivir incrustado entre el tiempo y la razón.

Hijo de un río de vientos, de un sinfín de comienzos, del torbellino de un silencio.

A los pies de una canción triste, en brazos del azar y su furia, arrodillado frente a la angustia.

Todas las vidas del pasado tienen un futuro asegurado en tu mirada.

Tocado por la mano de alguna deidad insignificante; en sus sienes nacieron pliegues antiguos.

Bosques de pequeñas piedras y tenues cenizas; enjambres arremolinados entre mis pies.

Correr sin haber aprendido a caminar. Zozobrar sin sentir la brisa recordada.

JulioElpuente

jueves, 26 de marzo de 2015

Flores secas.

Flores secas, migajas de historias inenarrables.
Las luces nos explicarán el alba.

Es mejor que descanse la inquina, que desista el ego de su cruel venganza.
Encontrar el desvío correcto.

Remar por el cauce de la duda, ahuyentar a los intrusos, a los amigos de la desnudez.
Nítidos son los colores de la palabra.

Absurdo es no escuchar la parte dormida del alma, no declamar, alto y fuerte, en su nombre.
Nacerán nuevos epitafios.

Ni tristeza, ni humildad por bandera; desafíos bañados en miel.
Acompañado de un sonrisa.

Todo ha cambiado, todo ha sido tocado por manos sedosas, por labios soñados.
Despierta aquel que no sueña.

Soleada explanada de verdes lamentos, de puras miradas.
Puertas de cristalino anhelo.

martes, 24 de marzo de 2015

Calles somnolientas.

Calles somnolientas, ríos enrocados en sus misterios, mares sin esquinas.

Imaginamos noches iluminadas, días sin sol ni humedad.

Alimento de unas entrañas dormidas, de unos ojos sin color.

Nunca pensamos más allá de un breve minuto, más allá de un triste destello.

Solo el cielo conocerá el último horizonte. Solo la piedad valdrá la pena.

Perdimos las llaves del único hogar de la sonrisa, del vestíbulo de la profecía.

Destrucción y pereza desfilarán en una ciudad sin brisa, sin nostalgia.

Inclinamos nuestras siluetas para observarnos desde lo remoto.

JulioElpuente

lunes, 23 de marzo de 2015

Donde se refugian las sombras.

Donde se refugian las sombras, donde se agota el infinito.

Lejos de la vorágine del dolor; donde nadie espera nada.

Ofrezco mis brazos a los delatores de la noche, a los habitantes de la prisión de arena.

Resuelvo enigmas con pinceles de aromas mágicos, con lágrimas de color magenta.

Cada suspiro traerá consigo un cauce de miradas y conciencias tranquilas.

Todas las coronas serán de brumas inanimadas, de rastrojos altivos.

Algo estupendo para cantarlo, algo sensible como la piel enadercida.

En caminos de polvorienta sed, entre fotográficas sonrisas y desnudos corazones.

JulioElpuente