jueves, 16 de febrero de 2017

Quiero alumbrar.

Quiero alumbrar esa sonrisa
vencida.
La tristeza de esos ojos de vino
y viento me llama al cuartel
de invierno del desánimo,
aún así, visitaré tu temblor para
convertirlo en delicadas azucenas,
y después anudaré a tu cuello
mis manos envejecidas, pero
serenas y sabias, y sabrás por
ellas que todo puede ser
más azul, más indómito,
más dulce.
Mira a través del cristal de mi
retina, verás lo que el otoño
nos brindó, lo que el invierno
encendió, lo que la primavera
nos regalará.
Y luego, cuando la noche finja ser
día y leas a escondidas mi corazón,
todas las lágrimas,
todos los sinsabores,
todos las amarguras,
serán pretérito y olvido.

JulioElpuente

sábado, 11 de febrero de 2017

Arranco flores sin tocarlas.

Despertar entre grandes
suspiros y enormes sonrisas,
celebrar la dicha inesperada,
cubrir el cráter de la inocencia
con las manos cubiertas de
besos.
Arranco flores sin tocarlas y
luego, después de llorar sobre
sus pétalos, las devuelvo a
su hogar, a su preciosa
morada.
Da igual el brindis, lo
importante es que nos
encuentre con los huesos
entrelazados, con los
labios heridos por la
pasión, con los ojos henchidos
de placer.
El olor a menta me recuerda
la vieja nación dormida,
aquella que despertaste
con tu intuición de mujer
invisible, con tu tatuaje
hecho de piel y dulzura.

JulioElpuente

martes, 7 de febrero de 2017

Levanta la cara y sonríe.

Levanta la cara y sonríe,
el día ha despertado
de azul y blanco para ti.
Ha ardido el satén de tu
boca con aquella llama
veloz y despiadada que
purifica y envuelve.
Y tú, mientras visitas el hogar
de los ángeles, repartes
abrazos y sonrisas,
amaneceres y ocasos.
Y es tanta la ternura de tu
piel, tanta la frescura de tus
ojos, que nadie respira,
nadie parpadea,
todas las margaritas están
deshojadas, todos los elogios
están agotados.
El anciano día no ha podido resistir
las lágrimas cuando tu
sombra ha desaparecido,
y se abraza angustiado a la
altiva noche y le ruega que te
devuelva a su efímera vida.

JulioElpuente

sábado, 4 de febrero de 2017

Mis letras.

Mis letras vuelan atravesando
puertas y paredes,
cruzando ciudades,
sorteando océanos.
Puedo imaginarlas, en ese
intenso viaje, visitando
sonrisas cómplices y ojos
desmesurados.

Mis letras se desnudan en cada
hogar que visitan, mostrando
un corazón más humano que
el mio, un alma más pura,
unas manos más limpias.

Mis letras enamoran porque
son un granito de viento,
un ramito de besos,
un verso amanerado,
un cielo rojizo,
una mañana de deditos
bailarines.

Mis letras son la nueva vida
que nació de la nada para
morir cuando el tiempo y
las arrugas lo decidan.

JulioElpuente

jueves, 2 de febrero de 2017

Mis párpados transparentes.

Vivo el amanecer sin despertarme.
Mis párpados transparentes me
anuncian el horizonte rojizo
y la blancura incipiente.

Y cuando ladeo la cabeza,
un nuevo hemisferio toma
forma, un nuevo mundo nace
de la nada y recorre mi cuerpo
y mis entrañas.

No temo a la noche ni al día,
pero sí a la negrura y a la luz.
No vivo arrodillado, pero mis
huesos ya no se aferran a mi
piel; viven lejos, exiliados.

Mi espalda, hundida por los
años, respira al son de canciones
obsoletas, pero bellas y nobles.
Y cuando cruzo los brazos y
reuno lo que una vez fueron
mis manos, tu presencia,
intuida, cercana,
despierta mis tenues labios.

JulioElpuente