viernes, 16 de enero de 2015

¡Deben de existir tantas vidas!

¡Deben de existir tantas vidas!

Vidas sin principio ni final.
Vidas comunes, arraigadas,
indolentes.

Pero, ¿por qué no otras vidas?, 
sin gobierno,
sin noches,
sin prejuicios.

Con risas, con alegrías,
con besos, con simientes
dichosas, con amor...
pero del otro.

Amores imperfectos,
de esos de ojos enloquecidos,
de largas caricias,
de jadeos interminables;
de amores que mueren hoy
y empiezan mañana.

¿Acaso viviremos para no
existir?
¿Acaso moriremos antes
de vivir?

JulioElpuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario