domingo, 4 de enero de 2015

Amaré.

Amaré esos ojos inmunes
a la pereza,
esa boca que desafía a lo inaudito,
esas manos calientes como
el final de una canción.

Pétalos que me prometieron
tu amor,
poemas que te trajeron a mí,
ciudades encantadas que
conocieron nuestro amor.

Pecar, mentir, desear;
delitos sagrados perpetrados
más allá de tu cintura.

Quienes me conocieron,
no me conocerán.
Quienes me amaron,
sufrirán en tu presencia.

JulioElpuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario