sábado, 19 de septiembre de 2015

No encuentro mis silencios.

Le he robado pétalos al mar,
he olvidado el sabor de las olas.

No encuentro mis silencios;
quizá murieron al despertar
quizá renunciaron a vivir sin mí.

¡Qué alguien me ayude a
discernir entre dolor y sentimiento!
¡Qué la vida le sea infiel a la tristeza!

Y, sin embargo, el amor
me viste,
me mima,
me agasaja,
me intuye,
me vive...
me enamora.

Haz de mí el supremo devenir,
una conciencia desconocida,
un rayo sin luz,
un agosto de estrellas
sin mácula,
un invierno sin lágrimas.

JulioElpuente

6 comentarios: