domingo, 30 de noviembre de 2014

Miro alrededor....

Miro alrededor, me pregunto cuántas voces he dejado de oir.

No sé escribir frases sin palabras, no sé vivir sin respirar.

Los versos me rodean, se colocan a mi espalda y pronuncian mi nombre.

No puedo dejar de escucharme aunque cierre los ojos y viva otras vidas.

Quiero que todo sea limpio, que todo sea nuevo; pero no puede ser, no es así.

Y, sin embargo, aprendo con cada linea, con cada renglón desaparecido.

Los nombres, los adioses, los amores....todos viven juntos.

No entiendo la vida, pero es tan irremediable!

2 comentarios:

  1. No se escribir frases sin palabras, es como vivir sin respirar, que hermosa metáfora...
    Los renglones de un escrito nos enseñan a seguir jugando con las palabras y a respirar...todo queda en papel, y el alma limpia...
    Hermosa reflexión en tu escrito,
    Un placer leerte.
    Gracias por compartir hermosura.
    Feliz fin de semana.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente, ya no sé, no puedo vivir sin escribir. Todo lo escribo me enseña algo más de mí, de lo que soy...de lo que debería ser.
    Muchas gracias por tus comentarios.
    Buen finde.

    ResponderEliminar