sábado, 31 de enero de 2015

Subir a tu cielo.

Subir a tu cielo,
esconderme tras tu
sombra inspiradora.

Ningún ayer será más
bello que tu presente;
nada acariciará como
tu temblor.

Todo lo que fue soñado de
espaldas a la pared.
Todo lo que ardió entre
las piernas.

Tendrá que ayudarme algún
cantante de dudosa moral
y labios carnosos.

Caminaré descalzo sobre
tus pupilas,
viviré bajo tus pies de
princesa oriental.

Ven, decide tú mi mirada,
destróname de esta
apariencia marchita.

JulioElpuente

4 comentarios:

  1. Una sombra así, es imprescindible para la inspiración.
    Bello amor el que has dibujado, un placer leerte siempre.
    Un abrazo Julio.

    ResponderEliminar
  2. Un amor que al pasar del tiempo sigue latente. Hermoso, gracias por compartir Julio, bonita tarde.

    ResponderEliminar