sábado, 7 de febrero de 2015

El crepúsculo nos sorprenderá.

El crepúsculo nos sorprenderá
sin una palabra que llevarnos
al oído.

Ni la lluvia ni el frío atravesarán
nuestras armaduras de acero
y hielo.

Derrotados los brazos y la ilusión,
solo quedarán los restos del
valor.

....pero abriremos caminos en el
lodo,
caminaremos con pies de franela
y brillos de anémona.

No escucharemos el roce de otros
errores,
no nos venderemos a la rutina
y al desprecio.

Abrigaremos a los amigos cuando
sintamos nuestros pies frios,
cuando las canciones suenen
ditintas.

Quemaremos los papeles del odio,
abriremos las puertas a la
certeza antigua,
a las pieles limpias.

2 comentarios:

  1. Hola Julio, bellos versos. La fortaleza del amor. Que tengas un feliz domingo.
    "Caminaremos con pies de franela
    y brillos de anémona."

    ResponderEliminar