lunes, 26 de enero de 2015

Así, sin dañar a las aves...

Así, sin dañar a las aves, sin vencer a los poetas, sin ocultar mi sonrisa....mostraré mi esencia.

Rios que atraviesan ojos azules.
Aguas sin verdor ni tristeza.

¿Qué hace la rareza en mi puerta?
¿Seré capaz de fundir ese glaciar inservible?

Todo es ajeno a la melancolía de unos ojos cansados.

Tengo unos zapatos para desfilar con los ojos desnudos y el alma en vilo.

Mi cuerpo es mudo, mis ojos anuncian un día sin música.

Todo lo descubro a solas. Sólo la libertad convencerá a mis miedos.

Estoy aquí, delante del paraíso perdido, ajeno a los rigores de la vida.

Tengo que continuar, inmune a los vientos y a las corrientes.

4 comentarios:

  1. Mostrar algo sin dañar a nadie es imposible. El ser humano lo destruye todo. Gran texto; espero que le guste éste:

    http://www.ourgodsaredead.blogspot.com.es/2015/01/keep-faith-cambios-en-un-entorno-cada.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alex, algo de esperanza tendría que quedarnos.
      Gracias.

      Te leeré.

      Eliminar
  2. Hola Julio, huele a positivismo este poema. Y es una de lar armas que necesitamos :) Saludos.
    "Tengo que continuar, inmune a los vientos y a las corrientes."

    ResponderEliminar