jueves, 12 de febrero de 2015

Me dijo la lágrima....

Me dijo la lágrima:
"No me utilices en vano",
me dijo el destino:
"No me esperes al anochecer".

Los surcos me marcaron el alma,
los vientos solo fueron fieles
a la vorágine.

Hablo del amor como hablo
de la vida;
estiro sus nombres hasta el
infinito,
desgloso sus sílabas hasta la
saciedad.

Hay días con los recuerdos
intactos,
otros, sin embargo, respiro
todos los aires, todos los
escalofríos.

Trastos entre los pies de quien
no quiere caminar,
licencias que no entienden
de poesía ni de arrestos.

JulioElpuente

4 comentarios:

  1. Hola Julio, Quizás la luz de la mañana sea más razonable y las lagrimas se evaporen. Del dolor se sacan cosas bellas, como tu poema.
    Feliz miércoles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué tal, Alejandra? Muchas gracias por tus comentarios.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Hola, me gusto mucho. Pasa mucho cuando un pensamiento invade la razón, de repente se vuelve el eje de todo lo contrario un nos importa. Como si fuera aire, tan importante para un late y como dices puede llover, de tristeza. Parece imposible no ponerle mente. Al despertar parece muy lejano, provocas amnesia. Basta solo oír su nombre, y te asecha la idea de no dormir de nuevo.

    Saludos Julio.

    ResponderEliminar