sábado, 31 de diciembre de 2016

Soy un ave...

Cada día, una singladura,
cada noche, un despertar.

La razón se alimenta de dudas
y cada duda es una nueva razón.

Líneas escritas para nadie,
llenas de recuerdos vacíos.

Rasguños nacidos del fragor.
Mi carne es tu refugio.

No tengo miedo, pero sufro.
Levanto la cabeza ante el tumulto.

Esdrújula lágrima, estómago balsámico,
séptimo pétalo, número mitológico.

¿Por qué la urgencia?
¿Por qué la distancia?

El cielo no es de nadie,
ni del lamento ni de la canción.

Soy un ave que no ha pisado el suelo,
que no se ha zambullido en ningún mar.

JulioElpuente

viernes, 30 de diciembre de 2016

Y otra vez el invierno.

Una primavera mecida por
el sabor y la brisa.
Sus pétalos embalsaman
la razón, derraman sangres
y amores

El verano llega de la nada
para aborcanos a la noche final,
a la humedad sin límites,
al despertar longevo,
a la patria única.

Otoño de colores y sabores,
de guiños y sorpresas,
de dulces adversarios y
miel derramada.
Pieles que fueron duda y
ahora son fuego.

Y otra vez el invierno,
pero ahora uno nuevo,
uno de mejillas intuitivas,
de canciones majestuosas,
de secuencias míticas,
de posibles quizás.

JulioElpuente

jueves, 22 de diciembre de 2016

Escribo para...

Escribo para compartir,
para enajenar,
para acompañar,
para desarmar,
para destapar,
para atrapar,
para desnudar,
para erizar,
para deshacer,
para desbordar,
para inundar,
para adormecer,
para engendrar,
para tocar,
para llenar,
para conmover,
para descifrar,
para estremecer,
para asombrar,
para desencadenar,
para enloquecer,
para desvelar,
para encender,
para cautivar,
para abrigar,
...para ti...

JulioElpuente

Desciendo al primer cielo.

Desciendo al primer cielo.
Tímido revulsivo el de unos
besos desnudos como sonrisas,
el de unos recuerdos
desarmados, sinceros.

Me acerco a tu amanecer
de puntillas,
observando tu silueta adormecida,
odiando a tus párpados
represores.

Sé más de ti por tus labios
que por tu piel.
Engendro nubes blasfemas
recordando tus
hechuras impertinentes.

Los pedazos que sobraron
de mi letargo crearán
azucenas para tus senos
impúdicos.
Mis brazos, colgando
negligentes, distantes,
esperarán tu olor y tu calor.

JulioElpuente

sábado, 17 de diciembre de 2016

La lluvia morirá a tus pies.

Desayunaré entre tus venas,
guardaré tu tacto en una urna invencible,
ningunearé a los bravos y
a los austeros.

Te absolverá el tribunal de mi pupilas.
Tus labios, locura de la ciudad,
balcón donde vivir y mirar,
serán la noche cálida y
la amistad serena.

Más allá de las olas y
los recuerdos, los manjares
que nacieron de tus pechos
endulzarán historias de
mazapanes y blancura.

La lluvia morirá a tus pies;
desnuda, buscará tu perdón,
te prometerá amor y pasión,
leyenda y desenfreno.

Lo intangible se convertirá
en sangre y huesos a tu paso.
La erupción final nacerá de
tus ojos misteriosos.

JulioElpuente

jueves, 8 de diciembre de 2016

Matad al mensajero.

De acuerdo,
matad al mensajero,
pero recordad que su
ejército de palabras ya no
encontrará el camino,
que su fidelidad seguirá
intacta,
que tan solo era extranjero
en vuestras sombrías
mentes,
que seguirá vivo en las
almas de los que le
amaron,
que dormirá ajeno a vuestra
cobardía.
De acuerdo, matadlo,
pero, ¿os irá mejor?,
¿dormiréis en mejores
aposentos?, en vez de tormentas,
¿solo os barreran brisas
ténues?,
¿bailaréis otras melodías?

La muerte no es el
camino.

JulioElpuente

Mi poesía.

Mi poesía inunda con
una sola gota,
descuartiza con una
leve sonrisa,
ciega con una
amable brisa,
repta por la espalda
húmeda,
resbala por el rosado
pómulo,
renueva el vestuario
de la piel,
despierta colores en
la nuca,
hace de la noche un
mundo mejor,
colecciona rictus y
risas,
declama y delata,
recibe y despide.

Mi poesía soy yo,
sobre todo, yo.

JulioElpuente

Una lengua histriónica.

Ando desnudo y desolado,
como si todas las lágrimas
hubieran salido de su
escondite,
como si todo el carmín se
hubiera evaporado.

Mis pies retroceden a
cada paso que doy sobre
esa superficie,
correosa hoy,
brillante y resbaladiza
mañana.

Grito al viento frío y oscuro
palabras gruesas y
desconocidas,
de una lengua histriónica y
falaz.

Agarro esa suerte de glaciar
humeante,
ese pellejo de vidas
adormecidas,
esa colección de torpezas.

JulioElpuente

lunes, 5 de diciembre de 2016

La belleza perdida

El malentendido es, en sí,
una esperanza demoledora.
Todo es sopor, dolor, sinsabor.
La rutina marca, con sus
crueles artes, el camino de la
rendición, porque a su lado,
lo perfecto es retórico y
lo sutil, diáfano, claro.
La belleza perdida es un destino
sin retorno, una cavidad
oscura y eléctrica, y su mantra
anuncia lo decrépito del ayer.
Todo lo que desconozco
continuará en ese ataúd de
huesos y ruinas,
todo lo que alguna vez maldije
volverá para destrozar mis sueños.
No sé si llamarle agonía,
no sé si llamarle vida,
pero sí sé como escapar de
su hechizo: sonreiré e inventaré
palabras, olvidaré las rabias y
los llantos, trasnocharé por el
día y caminaré por la noche.

JulioElpuente

domingo, 4 de diciembre de 2016

Avalancha

Avalancha de labios
desmemoriados.
Masticando aliento,
como perverso maná.

Inhalando el perfume de
la vida, ese que obstruye,
tapona, golpea las sienes.

Párpados de textura
ambigua.
Luz que elige la prisión
de tus ojos.

Tímpanos que rechazan
el silencio.
Ni tan siquiera los héroes
sobrevivirán.

El secreto está en mis
dedos.
Cuando atrapan,
versionan el cielo,
dibujan el paraiso.

JulioElpuente