lunes, 23 de marzo de 2015

Donde se refugian las sombras.

Donde se refugian las sombras, donde se agota el infinito.

Lejos de la vorágine del dolor; donde nadie espera nada.

Ofrezco mis brazos a los delatores de la noche, a los habitantes de la prisión de arena.

Resuelvo enigmas con pinceles de aromas mágicos, con lágrimas de color magenta.

Cada suspiro traerá consigo un cauce de miradas y conciencias tranquilas.

Todas las coronas serán de brumas inanimadas, de rastrojos altivos.

Algo estupendo para cantarlo, algo sensible como la piel enadercida.

En caminos de polvorienta sed, entre fotográficas sonrisas y desnudos corazones.

JulioElpuente

6 comentarios:

  1. Me gustaron estos versos Julio, que tengas una buena noche. Abrazos.
    "Todas las coronas serán de brumas inanimadas, de rastrojos altivos."

    ResponderEliminar
  2. Y donde habita el olvido: ahí es donde acaban las sombras y todo, en general. Buenos versos, caballero. Pase una buena noche.

    ResponderEliminar