martes, 19 de mayo de 2015

Acaricio la candidez.

Reinvento la dulzura para
para instaurar un nuevo
orden...el de la compasión,
el de la alegría.

Me olvido de los verbos
enajenados,
de las palabras sin
principio ni final.

Descubro los ojos que
siempre se alimentaron
de mí,
aquellos que fueron
ceguera y soledad sin mí.

Acaricio la candidez
cubierta de porcelana,
el resplandor que nació
y que amó.

Visito la verdad,
la que vivió desnuda,
la que murió sin
haber vivido.

JulioElpuente.

8 comentarios:

  1. Sublime!!!, te felicito Julio. Me encanto.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me encantó. Enhorabuena Julio.
    Saludos y abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Esta mañana de momentánea ociosidad estoy teniendo un momento de identificación con algunos versos que voy leyendo, los tuyos son unos de ellos en los que me visto reflejado. Me han encantado.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, Joan. Muchas gracias y buen día.

      Eliminar
  4. La que murió sin haber vivido, cuantos desaparecidos sin haber vivido.
    Reinventemos Julio.
    Precioso como siempre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar