viernes, 31 de julio de 2015

Clemencia sin victoria.

Escribo de la noche soleada,
del misterio sin vida,
de los delirios del crepúsculo.

Vientos salados acompañan
a mi sombra.
Nubes sin dulzor se
arremolinan frente a mí.

Para cuando escuche la
canción olvidada,
todo habrá muerto sin morir,
todo habrá llegado sin
haberse movido.

No habrá más dolor
ni más ausencia.
Brillará el signo del amor,
deslumbrará la arena reluciente.

Habrá suerte sin azar,
clemencia sin victoria,
locura sin soledad,
delirio sin sueño,
amor sin pasado.

JulioElpuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario