jueves, 22 de diciembre de 2016

Desciendo al primer cielo.

Desciendo al primer cielo.
Tímido revulsivo el de unos
besos desnudos como sonrisas,
el de unos recuerdos
desarmados, sinceros.

Me acerco a tu amanecer
de puntillas,
observando tu silueta adormecida,
odiando a tus párpados
represores.

Sé más de ti por tus labios
que por tu piel.
Engendro nubes blasfemas
recordando tus
hechuras impertinentes.

Los pedazos que sobraron
de mi letargo crearán
azucenas para tus senos
impúdicos.
Mis brazos, colgando
negligentes, distantes,
esperarán tu olor y tu calor.

JulioElpuente

2 comentarios:

  1. Si el amor no fuera un sueño doloroso,
    si no fuera un desvelo,

    sería un grito iluminado en la noche profunda,
    sería caer a un vacío infinito
    lleno de eternidad.

    Un beso, Julio.

    ResponderEliminar