miércoles, 28 de octubre de 2015

Los versos no escritos.

Quiero conocer los versos
no escritos.
Los de las sales y los
arrebatos,
los de los vicios y las
luciérnagas,
los de los borbotones y los
amores.
Aquellos que no mentían
ni herían,
que sabían a olores y a
fulgores,
que llenaban almas y
vaciaban vidas.
Quiero conocerlos para
olvidarlos, y después,
cuando no sueñe ni duerma,
recordarlos.

domingo, 25 de octubre de 2015

Cuando...

Oí cerrarse la puerta cuando
ya nada quedaba.
Me lastimé cuando
el recuerdo me sustituyó.
Alcé la cabeza cuando
mi cuello dijo basta.
Revisé mi atuendo cuando
la piel era solo un indicio.
Dormité sobre mi brazo cuando
el destino atusaba mi cabello.
Acaricié aquel cuerpo cuando
nada oía ni intuía.
Repartí perdones cuando
nadie parecía conocerme.
Desleí el denso grumo cuando
el corazón quiso poseerme.

Cuando todo se parezca
al olvido, entonces renaceré
sin miedo.

JulioElpuente

miércoles, 21 de octubre de 2015

Dime amor.

Dime amor cuando los
ojos estén vacíos,
cuando el tiempo sea
solo un recuerdo.

Aúpate a la grupa de
mis sueños,
duerme donde comienzan
mis risas.

Siénteme desde la calidez
de tu espalda, desde es escalofrío
de tu vientre.

Desnúdame aunque solo
nos abriguen las arrugas,
aunque nuestro fuego
sea solo un hechizo.

Dibújame en lo yermo
de la noche, en la quietud del
horizonte.

Suéñame cuando no haya
más vida, cuando todo esté
por recordar. 

JulioElpuente

Foto extraída de Internet.

miércoles, 7 de octubre de 2015

Labios mordidos.

Ha crecido un valle tras
las cuencas de mis ojos.
El viento ha silbado una
canción de amor y risas,
de ingenuo sentido.

La joya intratable me
mira desde su atalaya,
desnuda mi descaro,
roza con picardía la
guitarra de mi piel inexplicable.

Muriendo como un efebo fugaz,
como un jardín sin manos,
como un destino sin ojeras,
como un inútil minuendo.

Hacer cosas sin querer.
Dejar huellas en la antología.
Sufrir sin regalar lágrimas.

Labios mordidos,
desnudos y balsámicos
como el amanecer,
sabrosos como el olor a vida,
devastadores...medidos.

JulioElpuente

viernes, 2 de octubre de 2015

Vivo estupefacto.

Lo extraño del placer y la cordura,
lo simple del desvarío
y el desenfreno.

Juego con mis dedos
donde acaba tu espalda.
Me alimento de tu sonrisa y tu mohín.

Vivo estupefacto por el
cariño de una diosa,
una diosa a la que
adeudo lo vivido y lo pretérito.

Hazme vivir para que no
muera, si no, moriré por
no haberte sentido y
sentiré por haberte perdido. 

Nanas de la tempestad incierta.
Versos de quien no cesa.
Olores que siembran
promesas de amor.

Desayuno futuro e hilaridad.
Presiento que la doliente
acritud será algo oloroso,
incipiente, desechable.

JulioElpuente