jueves, 5 de enero de 2017

¿Recordáis mis sueños?

No durmáis con la boca abierta,
no perezcáis por himnos indignos,
no os abriguéis con coloridos
andrajos,
no rindáis pleitesía a seres
gaseosos.

Dejémonos de mayúsculas inútiles  y
de minúsculas obsoletas.
Bebamos de dulces instintos,
desayunemos ternura y valor.

No arrulléis a los tenebrosos,
no mezáis a sus liendres.
Aborreced por siempre a los hijos
del oprobio y a sus mecenas.

Si el dolor visita tus entrañas,
recuérdale que eres hijo viento,
hermano de la esperanza y
amante de la dignidad.

¿Recordáis mis sueños?
Son los tuyos, son los vuestros.

Y ahora, hacedme caso...o no.

JulioElpuente

2 comentarios:

  1. Bebamos de dulces instintos,
    desayunemos ternura y valor.

    Me quedo con esta belleza.

    Besos, Julio.

    ResponderEliminar